viernes, 22 de septiembre de 2017

La pornografía como factor de degradación humana

Un psicólogo sostiene que la idea de mujer de la pornografía «calca» la de un depredador sexual.

Seis meses por una violación, y además disculpada por sus padres: el caso de Brock Turner ha indignado a los norteamericanos.
Prácticamente han coincidido en el tiempo la detención en España, por agresión sexual y corrupción de menores, del productor pornográfico Torbe, con el escándalo por la mínima sentencia a la que ha sido condenado el joven Brock Turner en Estados Unidos por violación.
Comentando el caso, el especialista en psicología y sexualidad Peter C. Kleponis destaca la influencia patológica de la pornografía en el comportamiento de jóvenes y adultos, llegando en ocasiones hasta la comisión de delitos, como en este caso.
Patti Armstrong ha escrito un reportaje sobre el caso en National Catholic Register, bajo el título "Cómo nuestra cultura fomenta depredadores sexuales como Brock Turner".
Peter Kleponis formo parte del grupo de personas que está horrorizada ante el hecho de que Brock Turner, un nadador con beca en Stanford, haya sido sentenciado sólo a seis meses por agredir sexualmente a una mujer inconsciente detrás de un contenedor en el campus. La respuesta de sus padres con el objetivo de minimizar sus acciones y retratarlo como una víctima ha provocado la indignación de la gente.
La impactante carta que la verdadera víctima ha leído en el tribunal se ha convertido en viral, iluminando nuestra visión cultural sobre el daño que causa una agresión sexual. Turner ha culpabilizado a la bebida y a la promiscuidad de la multitud presente en la fiesta, pero su víctima ha declarado que no fue la fiesta lo que destruyó los sueños de Turner. Fue la agresión sexual.

Hijo modelo... y depredador sexual.

En medio de este arranque moral encontramos la invitación a la gente a abrir sus ojos un poco más con el fin de que se den cuenta de que el caso Brock Turner no es un hecho aislado. Nuestra cultura ha ayudado a dar forma a su mundo. Bajo la persona de un hijo y estudiante modelo, amable y respetuoso de la ley, se escondía un desmedido depredador sexual que buscaba satisfacer su lujuria utilizando a una mujer desconocida y por la que no sentía ninguna empatía. Precisamente como en la pornografía.
Peter C. Kleponis, experto en terapia matrimonial y familiar y especialista en el diagnóstico y tratamiento de la adición sexual, autor del libro Integrity Starts Here! A Catholic Approach to Restoring Sexual Integrity, dijo recientemente en una entrevista al Register: “¿Qué le hizo creer a Brock que era lo correcto explotar sexualmente y violar a una joven en una fiesta?”.
Peter Kleponis destaca las características coincidentes del comportamiento depredador sexual y lo que transmite la pornografía.
Y añade que presuntamente Turner hizo fotografías a los pechos de la víctima, que envió por email a sus amigos. Según Kleponis, nuestra cultura pornográfica alimenta comportamientos como éste.

La pornografía favorece el abuso de mujeres.

La Filosofía Utilitaria Sexual es una parte muy importante de la pornografia, según Kleponis. “Existe la creencia de que está bien utilizar a otros para el propio placer sexual", dice.
“En la pornografía no hay amor, respeto o intimidad. No es otra cosa que personas utilizándose las unas a las otras". Explica que esta creencia ha llegado a ser muy normal entre la gente joven. “Muchos empiezan relaciones con el simple propósito de tener sexo”, dice: "Son los llamados 'amigos con derecho a roce'".
El sexo es visto como una actividad de recreo. “La pornografía impulsa esta creencia porque se trata de utilizar a la gente", dice Kleponis.  "Las escenas de vídeos pornográficos muestran normalmente a uno o más hombres utilizando a una mujer sexualmente, y todos parecen estar pasándoselo bien. Esto puede fácilmente llevar a una persona a creer que esto es lo que el sexo se supone debe ser".
La segunda creencia dañina relacionada con la pornografía es el mito de la violación, dice Kleponis. Los hombres justifican la agresión sexual y la violación de mujeres porque creen que las mujeres fantasean acerca de ser dominadas y que les gusta ser violadas. “Los hombres creen esto porque es lo que ven en la pornografia", dice: “La realidad es que ninguna mujer en su sano juicio fantasearía jamás con ser violada. Sin embargo, esto es lo que los hombres creen que las mujeres quieren”.

Filosofía utilitarista: aprovecharse del desvalido.

En el caso de Brock Turner, Kleponis dice que ver a una mujer bebida a éste le pareció una oportunidad fácil de tener sexo. “A causa de la Filosofia Utilitaria Sexual, Turner pensó que era correcto utilizarla a pesar del estado en el que ella se encontraba”, dice. “Esto vale también en lo que respecta a las fotos que se supone que hizo y compartió con sus amigos”.
El mito de la violación, dice Kleponis, pudo haber llevado a Turner a creer que ella disfrutaría de ser utilizada sexualmente sin dar su consentimiento. “Esta creencia puede haber influido también en la respuesta de su familia, especialmente de su padre [que declaró que una acción de veinte minutos no justifica estar en la cárcel]”, dice Kleponis. “Aunque fueran sólo veinte minutos, cualquier forma de abuso sexual traumatiza a la víctima y puede cambiar su vida para siempre”.
Kleponis ha declarado que todas las personas que están indignadas por el caso Brock Turner deberían sentirse también ofendidas por la degradación de las mujeres en la pornografía, porque todo deriva de la misma falta de respeto a la mujer. “Es una industria que se beneficia de explotar a las mujeres”, dice: “Muchas llegan a ella porque creen que no tienen otra elección. La opción es hacer porno o acabar en las calles. Muchas tienen largas historias de abusos“.

Cómo nuestra cultura favorece la aparición de depredadores sexuales.

Según Kleponis, todos deberíamos sentirnos indignados por la pornografia porque contribuye al abuso sexual de las mujeres, incluso a su violación. Kleponis explica que la pornografía, básicamente, convierte a las mujeres en juguetes sexuales de los hombres. “No hay amor, respeto o intimidad en estas relaciones”, dice. “La pornografía no retrata sexo o relaciones sanas. Todo se basa en hombres utilizando a las mujeres para su propio placer egoísta“.
Además de educar a la gente acerca de los peligros de la pornografía, Kleponis observa que debemos enseñarle el plan de Dios en lo que respecta a una sexualidad y relaciones sanas.
“Es aquí donde los documentos de San Juan Pablo II sobre la Teología del Cuerpo, el Amor y la Responsabilidad son inestimables”, dice: “Estos documentos proporcionan un claro mapa de ruta para una vida sana y feliz. Los hombres tienen que defender a las mujeres y tratarlas como damas, no como juguetes sexuales. Las mujeres tienen que prohibir y exigir que los hombres dejen de explotarlas para la pornografía”.
Según Kleponis, el caso Turner puede ser la vía que ayude a la gente a reconocer que la depravación de la pornografía lleva a pensar que las mujeres pueden ser utilizadas como meros objetos para satisfacer los deseos sexuales del hombre.
Kleponis anima a la gente que está atrapada en las garras de la adicción a la pornografía a buscar ayuda. Su libro Integrity Starts Here! A Catholic Approach to Restoring Sexual Integrity puede ser utilizado junto a terapia o como un modo para la sanación de una persona individualmente.

PARA AMPLIAR:

PARA LA REFLEXIÓN EN FAMILIA:
  • ¿Qué pensamos del "caso Brock Turner"?.
  • ¿Qué conclusiones obtenemos tras la lectura de esta entrada?. ¿En qué o para qué nos han servido?.
  • Según la información que nos dan algunos de los enlaces "para ampliar" ¿cómo podemos ayudar a nuestros hijos a evitar caer en el negocio consumista del sexo, más en concreto de la pornografía?.
  • ¿Qué criterios nos parecen esenciales para vivir unas auténticas relaciones afectivo-sexuales?.
  • ¿Cómo fomentar desde la familia el máximo respeto a la dignidad humana de toda persona, sea hombre o mujer?.

sábado, 16 de septiembre de 2017

¿Ha ganado peso en vacaciones?

La vuelta a la rutina después de las vacaciones de verano es para muchos, después del Año Nuevo, el segundo momento por excelencia en el que realizar grandes propósitos. Entre ellos, comenzar una dieta con la que bajar esos 2 ó 3 kilos que, casi con total seguridad, ha ganado durante el período estival.
¿Y si le dijera que realmente puede perder los kilos que le sobran sin contar calorías?
Para todos aquéllos que han comenzado o se plantean comenzar una dieta, o conocen a alguien que la sigue en la actualidad, he decidido recuperar esta interesante entrevista que el Dr. Ludwig concedió hace unos meses al periódico The New York Times tras la publicación de su libro Always hungry?” (¿Siempre con hambre?).
El Dr. Ludwig, de la Universidad de Harvard, es uno de los especialistas mundiales más reconocidos en el campo de las dietas de adelgazamiento.
Según él, el mito más generalizado respecto a las dietas es que no existe más que un único tipo de caloría (se sobreentiende: 1 caloría de proteínas = 1 caloría de glúcidos).
Sin embargo, para el Dr. Ludwig contar calorías no es la mejor forma de adelgazar. Él defiende que si la gente no consigue perder peso es porque no conocen las categorías de los alimentos que comen (glúcidos, grasas, proteínas…). Y es que, según su teoría, existen alimentos que hacen proliferar nuestras células de grasa.

- ¿Cuál es el mensaje de su libro?.
La idea innovadora es que comer demasiado no es lo que engorda, sino que es el hecho de tener grasa corporal lo que hace comer demasiado. Se trata de una idea radical, pero que ha sido demostrada por numerosas investigaciones. Tratar de ingerir menos calorías, como a menudo se aconseja, muchas veces empeora la situación.
Si usted simplemente reduce su aporte calórico, su apetito aumentará y su cuerpo entrará en un “modo hambruna”; es decir, el metabolismo se ralentizará para rebajar el consumo de calorías.
Un régimen pobre en calorías hace más difícil perder peso, ya que el metabolismo y la voluntad se enzarzan en un combate que con toda seguridad llevará a la persona que sigue la dieta a tirar la toalla.

- Siempre se ha escuchado que la obesidad afecta a los que comen demasiado. ¿No es eso lo que ocurre?.
Tendemos a entender la obesidad como un “estado de exceso”, cuando en realidad se trata más bien de un “estado de hambruna”.
Si las células de la grasa acumulan demasiadas calorías, el cerebro se quedará sin calorías para hacer funcionar el metabolismo correctamente. En ese caso, el cerebro indicará que tiene hambre para intentar solucionar el problema. Ese es el motivo por el que nos volvemos glotones y comemos en exceso, para resolver el problema temporalmente.
Mientras las células de la grasa continúen recibiendo calorías, se irá reforzando más y más este círculo vicioso de sobrealimentación y aumento de peso.
Pero el problema no es que haya demasiadas calorías en las células grasas, sino que haya muy pocas en la sangre. Y reducir el aporte de calorías no va a solucionarlo.

- Es una forma de verlo muy distinta a la creencia tan común que resume la pérdida de peso con el cálculo: calorías ingeridas menos calorías quemadas…
Sí. La analogía sería querer curar la fiebre a un paciente sumergiéndolo en una bañera de agua helada. Imagine que va al hospital con una fiebre alta y el doctor le dice: “esto es sólo un problema de equilibrio de temperaturas; se concentra demasiado calor dentro del cuerpo y sale poco calor del mismo”. Desde un punto de vista físico, esto es cierto. Entonces, el doctor decide meterle en una bañera de agua helada. Este remedio funcionará durante un tiempo; efectivamente, la fiebre bajará. Pero imagine lo que viene después: su cuerpo contraatacará violentamente con fuertes escalofríos y contrayendo los vasos sanguíneos. Usted se sentirá peor incluso que antes de entrar en la bañera helada. Y ésa es la razón por la que no se utiliza un método como éste para bajar la fiebre.
En el caso de la dieta, situar a la biología de nuestro lado comiendo de una forma sana nos hará perder peso naturalmente, al igual que desaparece la fiebre cuando se trata la causa subyacente.

- Si la causa no es comer demasiado, ¿qué es lo que está detrás de la obesidad?.
La causa son los regímenes pobres en grasas y ricos en glúcidos (como las pastas, el pan o las patatas) que se llevan recomendando desde hace 40 años.
Éstos aumentan los niveles de la hormona insulina, que ordena a las células de la grasa que aceleren la acumulación de calorías. La insulina es el mejor abono para hacer crecer las células de la grasa.
Cuando se diagnostica a un diabético de tipo 1, su tasa de azúcar en sangre es elevada porque no produce insulina. Siempre ha perdido algo de peso. Ya puede comer 5.000 calorías al día: continúa adelgazando, y no podrá recuperar ese peso sin insulina.
Y a la inversa funciona del mismo modo: si usted da insulina a un diabético, por fuerza ganará peso. La insulina ordena al cuerpo almacenar las calorías, y éste guarda la mayoría de ellas en las células grasas (adiposas). Si usted tiene demasiada insulina, almacenará demasiadas calorías. Es un mecanismo que los investigadores conocen bien.

- ¿Cómo consiguen ustedes que los pacientes obesos reduzcan su nivel de insulina?.
El medio más rápido es reducir el consumo de glúcidos refinados y lograr un aporte equilibrado de proteínas y grasas en su dieta. Que ésta sea rica en grasas es el medio más rápido para corregir el metabolismo. Ello reduce el nivel de insulina, deja las células grasas en reposo y consigue sacar a la persona del citado “ciclo de hambruna” (ganas de comida-exceso de comida).

- Da la impresión de que usted recomienda la dieta Atkins…
No, es diferente. La dieta Atkins es muy pobre en glúcidos (féculas), lo que en su interpretación clásica implica no comer fruta. La mayoría de personas no necesita un régimen pobre en glúcidos, y menos todavía cuando seguramente no desean seguir una dieta así de estricta.
Además, estos regímenes no son útiles para aquellas personas que ya tienen un serio problema a nivel metabólico, como por ejemplo los diabéticos de tipo 2 (que padecen resistencia a la insulina).
- ¿Cómo funciona su programa?.
Nuestro programa consta de tres etapas. En la primera, decimos a la gente que debe dejar de consumir glúcidos refinados, azúcares añadidos y todo tipo de cereales durante dos semanas. Los glúcidos que puede seguir comiendo son las frutas, las judías, las fabáceas o leguminosas y todo tipo de legumbres no feculentas.
Después de dos semanas, reintroducimos los cereales enteros (no machacados), alguna patata y algo de azúcar añadido.
Se debe mantener esta dieta hasta que el peso disminuya y se estabilice (ello puede llevar varias semanas e incluso meses a una persona que tenga un problema de sobrepeso importante).

Recuerde:
Las propuestas del Dr. Ludwig son interesantes porque se toma muy en serio la dificultad de vencer al hambre sin flaquear.
Es más importante dominar el apetito que contar las calorías.
Si usted elige los alimentos más saciantes (proteínas y grasas, mejor que glúcidos), va a ingerir menos calorías ¡sin darse apenas cuenta!.

¡A su salud!.
Luis Miguel Oliveiras
Artículo original: 
******************************
Fuentes:
  • Anahad O’Connor. Rethinking Weight Loss and the Reasons We’re ‘Always Hungry’. The New York Times. January, 2016.
  • Kris Gunnars, BSc. How to Lose Weight Fast: 3 Simple Steps, Based on Science. Authority Nutrition, an Evidence-Based Approach. April, 2016.
PARA AMPLIAR:
Podrían añadirse muchísimos enlaces más y, aparte de eso, tendríamos que tener en cuenta que hay tantas realidades como personas y las soluciones "generales" son eso: "generales" y cada cual puede buscar y hallar aquéllas que considere más adecuada a su realidad concreta.
Aquí, por lo tanto, sólo hemos apuntado aquéllas que nos han parecido más universales y con más sentido común.
Otra idea que destacamos es la necesidad de "pautar nuestro proceso de recuperación de nuestro peso ideal con nuestro médico de cabecera o alguien especialista en esta área"; es imprescindible saber desde dónde, de quién y de qué partimos.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Pongamos a punto la flora intestinal

Cuando llegan las fechas de vacaciones o fiestas... solemos relajarnos y abandonar el cuidado de la alimentación. El simple hecho de salir de casa supone a menudo un cambio de régimen alimenticio, pues se relajan los horarios y los hábitos en las comidas.
El chiringuito pasa factura, al igual que los helados y las copas al anochecer. ¿Y cómo no caer en la tentación de las especialidades locales en los restaurantes, pidiendo un primero, un segundo y un postre, servidos seguramente en cantidades excesivas?.
Los excesos echan por tierra todos los esfuerzos que habíamos emprendido para mejorar nuestra alimentación, y con ello nuestra salud.
Sin embargo, no es sólo durante las vacaciones cuando se engorda ya que en ellas también estamos bastante activos -por lo general-. Es al volver de las vacaciones cuando se tiene el mayor riesgo de engordar, pues nuestro nivel de actividad se reduce, pero seguimos acostumbrados a comer más de lo normal, como durante las vacaciones.
No obstante, volver a casa permite también regresar a los buenos hábitos alimenticios si ponemos de nuestra parte. Volvemos a nuestra tienda de alimentación, cuyas secciones nos conocemos de memoria; a nuestros puestos habituales en el mercado y a nuestros tenderos de confianza.

Vacaciones que debilitan el organismo.

Es necesario calmarse después de esa anarquía alimentaria.
El exceso de alimentación, así como tomar comida insana, produce desequilibrios en nuestro cuerpo. La flora intestinal es la que más sufre.
Hay que recordar que la flora intestinal es un conjunto de miles de millones de bacterias que colonizan el tubo digestivo, al que limpian y mantienen en buen estado. Su papel es fundamental para las defensas inmunitarias. Estas bacterias nos protegen de los ataques exteriores de las levaduras y las bacterias nocivas, y también participan en el buen funcionamiento de la digestión.
Se calcula que una flora intestinal en estado óptimo debe contener un 85% de bacterias buenas y un 15% de bacterias malas.
Nuestra flora intestinal es un capital inestimable que debemos cuidar a toda costa. Debemos nutrirla con alimentos escogidos y volver a sembrarla cada cierto tiempo con probióticos. Y es que las bacterias buenas resultan anuladas por los excesos, el alcohol y las comidas ricas en hidratos de carbono.
Si durante el período vacacional ha descuidado su flora intestinal, probablemente estará debilitada. Si las bacterias malas toman el control, la flora intestinal será incapaz de protegerle de la primera infección que sobrevenga y su digestión también sufrirá.
La vuelta al trabajo y a la rutina tras estos espacios de tiempo vacacional es una ocasión excelente para sentar una buena base. Por lo tanto, ahora es el mejor momento para repoblar la flora intestinal para encarrilarla de nuevo.

¿Cómo hacerlo?.

Hoy hablamos de cuatro probióticos y dos prebióticos que pueden ayudar a retomar bien el curso tras el paréntesis vacacional.
Los probióticos son bacterias vivas cuya función es colonizar el tubo digestivo, mientras que los prebióticos son nutrientes destinados a alimentar bacterias específicas una vez implantadas.

Cuatro probióticos.

Los probióticos son bacterias muy distintas entre sí, por lo que sus acciones son muy distintas según pertenezcan a una u otra cepa.

1.- Lactobacillus rhamnosus.
Esta bacteria se utiliza con frecuencia en los productos lácteos en Finlandia y en Estados Unidos, donde sus virtudes para reforzar la inmunidad son muy apreciadas.
El Lactobacillus rhamnosus protege de la diarrea y reduce la permeabilidad del intestino, producida por el síndrome del colon irritable o por el consumo de alcohol.
El British Medical Journal publicó en 2013 un estudio que señalaba que en las mujeres con sobrepeso que siguen una dieta, el Lactobacillus rhamnosus acelera de forma clara la pérdida de peso en relación con el placebo. No obstante, su efecto era nulo en los hombres.

2.- Bifidobacterium longum.
Esta bacteria beneficiosa se identificó hace más de 100 años en un lactante. De las 500 especies de bacterias intestinales, el Bifidobacterium longum es una de las más extendidas. 
Los estudios han mostrado que reduce la intolerancia a la lactosa, las alergias alimentarias, la colonización por bacterias patógenas y la incidencia de la diarrea.
Además, el Bifidobacterium longum tiene también la capacidad de disminuir el PH delintestino para hacerlo más ácido, lo que ralentiza la aparición del cáncer de colon.

3.- Lactobacillus acidophilus.
Un estudio ha mostrado que este probiótico permitía atenuar los problemas intestinales provocados por la ansiedad. El Lactobacillus acidophilus es también útil para facilitar la digestión de la lactosa.
Se adhiere con facilidad a la pared intestinal, lo que facilita su implantación cuando se realiza un tratamiento con probióticos para repoblar la flora intestinal.
Pero hay que tener cuidado, ya que aunque el Lactobacillus acidophilus es predominante en el tubo digestivo, no se conoce aún del todo. Por eso, por precaución, se desaconseja en mujeres embarazadas y en personas con síndrome de colon irritable, así como en caso de exceso de bacterias en el intestino o problemas inmunitarios.

4.- Bifidobacerium infantis.
La Bifidobacterium infantis es una bacteria probiótica que se encuentra en el intestino, tanto de niños como de adultos. Beneficiosa por los ácidos que produce, que impedirían el crecimiento de la población de bacterias dañinas dentro del colon, juega un papel muy importante en la digestión y el metabolismo.

Y dos prebióticos.

1.- Fructooligosacáridos.
Los fructooligosacáridos se encuentran de forma natural en las cebollas, la achicoria, los espárragos y los tomates. Se pueden obtener igualmente de las algas o de la caña de azúcar.
Los fructooligosacáridos son consumidos por las bacterias de la flora intestinal, y son excelentes prebióticos.

2.- Ribosa.
La ribosa es un azúcar útil para todos los organismos vivos, desde las bacterias a los seres humanos. Garantiza el metabolismo óptimo de la célula. Entra en la composición de la adenosina trifosfato (ATP), el carburante de la célula que permite responder a las necesidades de energía del organismo. Permite la fabricación del ácido ribonucleico (ARN) para la transcripción del código genético y sirve también para producir otras moléculas esenciales para los procesos metabólicos, como por ejemplo el NADH.
La ribosa es especialmente importante para estimular y reforzar las bacterias de la flora intestinal: las bacterias buenas que ingiramos proliferarán fácilmente en el tubo digestivo.

Impulsar el sistema inmunitario y mejorar la digestión.

Si estos cuatro probióticos tienen tantas virtudes por separado, imagine sus beneficios si actúan de forma sinérgica, “alimentados” además por los dos prebióticos que ha visto. Pues eso es exactamente lo que contiene BienestarPreBioPro, el complemento nutricional del que hablamos ahora. Se trata de un complejo que actúa gracias a la sinergia de estas cuatro cepas de bacterias (totalmente naturales), que intervienen de forma complementaria, y de los dos prebióticos que favorecen su desarrollo.
Al combinar probióticos y prebióticos, este complejo permite volver a sembrar bacterias buenas y nutrirlas para que proliferen en el tubo digestivo. El mantenimiento de la flora intestinal permite reforzar las defensas inmunitarias y mejorar la digestión.
La mezcla está cuidadosamente encapsulada para proteger las bacterias, lo que resulta esencial. Y es que las bacterias deben permanecer vivas y sanas desde el momento de la elaboración del producto hasta que sean ingeridas. Y no sólo eso, sino que deben poder atravesar la barrera digestiva sin ser destruidas por las enzimas y los jugos gástricos, a fin de implantarse en el intestino.
Para facilitar la supervivencia de los probióticos, se recomienda tomar una cápsula en ayunas por las mañanas, cuando las enzimas digestivas están aún “dormidas”. Con eso basta para ayudar a repoblar su flora intestinal. ¡La mejor decisión para sentar una buena base en su salud!.

¡A su salud!.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Cómo afrontar con humor el principio de curso



El doctor Luis Gutiérrez Rojas, psiquiatra del Instituto de Neurociencias de la Universidad de Granada, pronunció esta conferencia el 14 de marzo de 2015 en el instituto Marqués de Comares de Lucena (Córdoba, España) sobre Cómo afrontar con humor la educación de los hijos. Una gran lección de sentido común tan interesante y útil como divertida.

Esta entrada pretende ser eso: un sencillo instrumento que nos sirva para "ENTRAR en esta nueva andadura del curso 2016/17 EN FAMILIA".

El vídeo tiene una duración de una hora y 21 minutos y aborda infinidad de elementos que tienen que ver con la vida familiar, en especial la relación padres-hijos, aunque también aporta algunas notas sueltas sobre otras relaciones: de pareja, relación familia-escuela,... pero con humor.
No pretende profundizar en asunto alguno (cada cual verá, según su experiencia, sabrá después qué hacer y cómo en aquello que más le interese).

Les invitamos pues a visualizarlo, escuchar y disfrutar escuchando al ponente. Luego... cada cual decida.

¡Feliz principio de curso!.

martes, 29 de agosto de 2017

7 errores a evitar

Si usted es un padre y está preocupado por la educación de su hijo, bienvenido al club. ¿Cómo podemos saber que la educación que están recibiendo es la mejor?.
Existen algunos errores comunes que muchos padres cometemos y que pueden causar que nuestros hijos no estén bien preparados para enfrentar los desafíos de la vida con éxito. En éste artículo se describen 7 de los errores más comunes que los padres cometemos (si bien no todos sí algunos) y que aplacan el espíritu emprendedor (que es en lo que aquí nos vamos a centrar) en nuestros hijos.
  1. No reconocer sus fortalezas.
  2. No respetar la individualidad de los hijos.
  3. Hacer todo por ellos.
  4. Evitar que cometan errores.

miércoles, 23 de agosto de 2017

12 preguntas sobre el cuidado de los hijos

Por Juan Carlos Domínguez Arcila.

En los primeros años de vida de los niños, cada día trae consigo muchas preguntas para los padres. Sobre todo porque nunca los tiempos de desarrollo de un niño son iguales a los de sus hermanos ni de sus pares.

1. ¿Por qué se habla de “los terribles dos años”?.
En esta etapa suele haber expresiones frecuentes de grosería. En este punto empiezan a dejar de ser el centro de atención y la guardería les exige otro tipo de comportamientos que no están dispuestos a aceptar de manera fácil, como ser obedientes, ordenados y compartir con otros niños.

jueves, 17 de agosto de 2017

Pautas para corregir bien

El 12 de marzo de 2016 se celebró en el colegio Juan Pablo II de Alcorcón, Madrid el VII Congreso Nacional de Educadores Católicos organizado por la Fundación Educatio Servanda para guiar a los padres de familia y a los educadores sobre cómo corregir bien a niños y adolescentes usando la autoridad correctamente. Fue una ocasión para la Revista Misión para recoger opiniones de expertos de ambientes educativos católicos sobre cómo educar en la generación actual.

Sentimiento de amor.

viernes, 11 de agosto de 2017

Educación sana y positiva

El Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales e Igualdad de España afirma el siguiente decálogo acerca de la "educación sana y positiva":

1. LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS TIENEN DERECHO AL CUIDADO Y GUÍA APROPIADOS.

Para que un niño o una niña pueda desarrollarse adecuadamente necesita cuidados físicos, afectivos, pautas de comportamiento y normas que les hagan sentirse queridos, protegidos y seguros.

2. LA PARENTALIDAD POSITIVA SE BASA EN: CONOCER, PROTEGER Y DIALOGAR.

sábado, 5 de agosto de 2017

Cómo se logra un cambio de conducta

17/04/2016 Escrito por Santiago Moll

Técnica del sándwich. Una técnica tan original como efectiva para facilitar que otra persona acceda a un cambio de conducta. Se halla ampliamente descrita y explicada en el libro de Elia Roca titulado "Cómo mejorar tus habilidades sociales".
¿Quieres descubrir en qué consiste la técnica del sándwich?. ¿Quieres saber cómo pedir un cambio de conducta de manera efectiva?.

La técnica del sándwich. Una forma eficaz de pedir un cambio de conducta.

domingo, 30 de julio de 2017

Carencias afectivas de nuestros hijos

La carencia afectiva en los niños es más perjudicial de lo que podemos creer. Durante los primeros años de vida las caricias contribuyen positivamente en el desarrollo neuronal y la maduración del cerebro.
Los psicólogos plantean que la falta de caricias en los bebés puede provocarles hasta la muerte aun cuando tengan cubiertas sus restantes necesidades vitales.

¿Por qué los niños carecen de afecto?.

lunes, 24 de julio de 2017

Pérdida de referencias en la adolescencia

Le Breton es autor de varios libros (Antropología del cuerpo y modernidad, Antropología de las emociones y Antropología del dolor, entre otros), y actualmente investigador de la Universidad de Estrasburgo, pero ha pasado buena parte de su vida trabajando sobre los malentendidos culturales, con emigrantes, en hospitales, o viajando por Brasil cuando él mismo se sentía incómodo en su propia piel. Quizá de entonces le venga esta necesidad de estudiar las maneras de sufrir de los jóvenes a partir de esa culpabilidad del superviviente o de la “sensación de traición hacia las tradiciones de sus padres” que a algunos los lleva a apasionarse con el peligro.
Estudia, desde hace varias décadas, las conductas de riesgo de los adolescentes de todo el mundo y las enumera.

martes, 18 de julio de 2017

Los deportes más beneficiosos para los niños

El ejercicio físico favorece el desarrollo de la coordinación, de la musculatura y del compañerismo.
Lunes, natación; martes, judo; miércoles, waterpolo; jueves, baloncesto; y viernes, fútbol. 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 42 millones de niños padecen sobrepeso a nivel global y el 83% de los mismos se concentra en países desarrollados. El registro de la obesidad y el sobrepeso infantil está llegando a cotas epidemiológicas en todo el mundo.
Por este motivo, realizar actividades deportivas durante 60 minutos, como mínimo, al día es la principal recomendación de la OMS para combatir lo que parece ser la epidemia del siglo XXI en niños y adolescentes de entre 5 y 17 años.

miércoles, 12 de julio de 2017

Saber envejecer

No es posible para el ser humano evitar el paso del tiempo... hacernos mayores... adultos... ancianos... ¡Benditas sean todas las etapas de nuestra vida!.

Pero lo que sí es evitable, y así debemos hacerlo, son algunos "vicios", ideas, sentimientos, conductas negativas o poco saludables en las que los mayores podrían caer. La clave para que realmente las personas que se acercan o ya están en la tercera edad sean felices está en saber vivir cada instante de la vida con intensidad. Amarse a uno mismo, entregarse a los demás, vivir en sintonía con todo lo creado y, como base de todo, amar a Dios, constituyen el marco de lo que podríamos calificar el siguiente "Decálogo para saber envejecer".
Según publica la agencian Zenit, el verano y las vacaciones son, sin duda, una época propicia para rejuvenecer, para mostrar nuestra mejor silueta, para considerarnos más en forma.
Todo el mundo quiere ser joven y parecerlo. Incluso las personas de edad más avanzada.

jueves, 6 de julio de 2017

Las horas que necesitamos dormir

El descanso es muy importante para nuestro desarrollo y salud, por ello es necesario conocer las horas recomendadas de sueño que los especialistas aconsejan. A lo largo de nuestras vidas y, a través de las diferentes etapas del desarrollo, el sueño ha tenido un papel importante. Si deseas tener energía suficiente durante el día, lucidez mental y buena salud, este artículo puede aportar claves importantes.

Dormir poco: Un problema de todos.

Todos concordamos en la importancia del sueño.
Cuando no dormimos bien, no sólo sentimos cansancio físico, hay múltiples consecuencias. También tenemos dificultades para concentrarnos, tomar decisiones, pensar claramente y hasta sufrimos de falta de apetito.

viernes, 30 de junio de 2017

La bardana y sus propiedades

Las semillas que me llevaría a una isla desierta.
¿Quién no ha jugado alguna vez a pensar qué tres cosas se llevaría a una isla desierta?. En mi maleta de náufrago yo no dudaría ni un momento en incluir semillas de una planta fascinante: la bardana. 
Generalmente a la bardana (de nombre latino Arctium lappa y también conocida como lampazo) se la considera una mala hierba, y es por eso que la mayoría de las veces termina siendo pasto del fuego o de los herbicidas. 
Se trata de uno de esos casos de valiosa planta medicinal y comestible que crece como lo haría una mala hierba… pero que en realidad no lo es
Yo lo tengo claro: a una isla desierta me llevaría bardana. Es una planta muy poco exigente; no importa en qué circunstancias se siembre, pues ella encuentra el modo de germinar y crecer.

sábado, 24 de junio de 2017

Sobre el vinagre balsámico

Por fin llega el calor y, con él, las comidas ligeras. La alimentación es uno de los grandes cambios en nuestros hábitos cada año en estas fechas: el cuerpo demanda hidratación y por eso la fruta y las ensaladas se convierten en las reinas de la cocina.
No voy a negarle que una ensalada puede ser el plato más nutritivo y sano que podemos poner sobre nuestra mesa, pero… ¿qué esconden los condimentos con los que la aliñamos?. Y más concretamente, ¿cuál es el secreto del vinagre balsámico, considerado un lujo hace poco más de dos décadas y que hoy es un condimento que podemos comprar por una módica cantidad en casi cualquier tienda?.
Pocos productos han conocido variaciones de precio tan grandes como el vinagre balsámico. Hoy en día es algo raro encontrar en un supermercado un vinagre balsámico que cueste más de diez euros el medio litro, cuando hasta hace relativamente poco era casi impensable disponer de él sin tener que pagar una fortuna.
Pero detrás de esa caída de precio no se esconde ningún misterio…

domingo, 18 de junio de 2017

Piernas pesadas

Con el verano llegan las vacaciones, los viajes…y también los problemas de circulación sanguínea, sobre todo en las piernas.
Seguro que usted ha viajado más y más lejos que sus padres, y ya no digamos que sus abuelos.
Irse de vacaciones a sitios remotos o visitar a miembros de la familia dispersos por todo el mundo es hoy algo habitual, que antaño estaba lejos de serlo.
Las distancias que hoy recorremos son inmensas, y en cierto sentido nos hemos vuelto un tanto nómadas, con aparatos que nos permiten trabajar en cualquier sitio y estar permanentemente conectados con el mundo, aunque estemos en lugares remotos.