miércoles, 22 de abril de 2015

¿Y los más peques de la casa?

Ellos también pueden construir historias para la convivencia.

«La primera tarea de la educación es agitar la vida, y después dejarla libre para que se desarrolle» (María Montessori).

Seguro que estará pensando más de uno:
  • “Sí, todo esto es muy bonito e interesante, pero ¿cómo se aplica a los niños y niñas de 3, 4 ó 5 años, si son tan pequeños y algunos aún no tienen el lenguaje del todo desarrollado para poder poner en marcha las preguntas circulares o la validación?. Cómo lo hacemos cuando estamos a merced de tanto trajín cada día, todo ocurre tan rápido y hay que estar tan pendientes de todo como para parar y estar pensando en lo que decimos y cómo lo decimos?. ¿Cómo podemos pretender que un niño tan pequeño entre en un discurso tan elaborado como pretenden estas estrategias? ”.
Los docentes podrían añadir otras preguntas al respecto, como por ejemplo:


  • "¿Cómo realizar esto y con eficiencia teniendo en cuenta que, además, tenemos las aulas repletas de niños/as y cada cual con circunstancias y mundos completamente distintos unos de otros?. Además de toda la burocracia que está invadiendo la escuela y que se hace cada vez más difícil de sostener debiéramos centrar mucho más la atención en el proceso, en la relación profesor-alumno pero ¿cómo hacerlo?, ¿cómo llevar a cabo estas estrategias sin que las cuestiones burocráticas y mil cosas relacionadas nos coman casi totalmente?".
En muchas ocasiones unos y otros han verbalizado estas dudas. Son dudas muy razonables y difíciles de aclarar. No tenemos las respuestas ni para unos ni para otros que pueda decirse que son seguras, totalmente lapidarias, pero, como siempre y siendo fieles a este modelo, sí tenemos más preguntas:
  1. “¿Qué podemos hacer con los espacios de la casa o del aula y los rituales que tenemos para que puedan acercarse un poco más a lo que está en la base de estas estrategias?.
  2. ¿Qué tipo de actividades, juegos o dinámicas puedo poner en marcha para buscar y ampliar recursos en los niños, cosas que ellos sepan hacer bien o que hacen en casa aunque no sean ellos mismos los que los verbalicen?.
  3. ¿Podríamos las familias ayudar en este tipo de actividades?.
  4. ¿Qué tipo de cuentos, metáforas, dibujos, muñecos… podría utilizar para hacer soñar a los niños con el futuro?.
  5. ¿Podrían contar los docentes con nosotros, las familias, si nos piden que hagamos -por ejemplo- una foto al niño o niña haciendo algo que le gusta hacer o en un momento de excepción de alguna dificultad que tenga el niño en casa para que la lleven al cole y una vez allí ampliarla simplemente colocando la foto en un lugar visible y reforzando al niño?.
  6. ¿Podemos crear espacios donde los niños aprendan a escucharse y resolver sus problemas?”.
Quizás el quid de la cuestión en la educación que los niños de estas edades reciben no sea la elaboración de discursos o conversaciones profundas con los niños y niñas en casa o en el aula, sino que está en la gestión de los espacios, rituales, actividades, en el manejo de metáforas, cuentos, dibujos, en actividades en familia… que hagan posible, con creatividad e ingenio, poner en marcha estas estrategias.
Es más, muchos ya lo están haciendo. Por ejemplo:  Cuando el niño vuelve del colegio le preguntamos:
- "Qué tal le fue durante la mañana o qué hicieron en la excursión que hicieron a tal granja de animales…".
Es posible que si nuestro hijo dice algo bueno, pueda ampliarse como si de una excepción a una dificultad se tratara, o si habla de algo que hizo bien o de una actividad que se le da, se pueda ampliar tal y como se amplían los recursos.

Sigamos imaginando para luego ponernos a crear.

Repasemos mentalmente todos los momentos que pasamos en casa cuando ya estamos todos juntos para que reflexionemos sobre dos aspectos:
  1. Pensemos sobre todo aquello que hacemos que funciona, que nos acerca a lo que queremos conseguir, que es satisfactorio para los padres y para los hijos, que sabemos que es positivo para su desarrollo y que no queremos modificar. ¡Estupendo!: ¡Si funciona, más de lo mismo!.
  2. Pensemos sobre las actividades que ya hacemos que puedan estar relacionadas con las estrategias que hemos visto hasta ahora. Pues bien, nos daremos cuenta de que si estamos intentando ya poner esto en práctica nos estamos convirtiendo en padres y madres educadores en este modelo sistémico narrativo.
Modelo de aplicación en Mediación. Para verlo pinchemos sobre el siguiente enlace-web:
Las reflexiones más habituales quienes han puesto en práctica el rincón suelen incidir en los siguientes aspectos:
  1. Es un lugar en el que se tranquilizan.
  2. Están aprendiendo a escucharse los unos a los otros.
  3. Interiorizan el diálogo como primera opción ante el conflicto.
  4. Aprenden a solucionar sus conflictos por sí mismos sin acudir a los adultos como primera opción.
  5. Desarrollan destrezas y habilidades necesarias para llegar a un resultado ganar-ganar.
  6. Se inician desde muy temprano en la negociación y la mediación para la resolución pacífica de conflictos.
  7. El rincón ha de ser una estrategia más de trabajo enmarcada en un programa global de transformación de conflictos para la educación de los niños y jóvenes.
(Basado en la documentación del Curso "Comunicación y Convivencia en las relaciones familiaalumnadocentro". Desde la óptica del Modelo SistémicoNarrativo.
Autoras: Dácil Josefa Baute Hidalgo y María de la Cruz Pérez Bethencourt).

PARA AMPLIAR, CONTRASTAR O PROFUNDIZAR:

PARA EL DIÁLOGO Y REFLEXIÓN EN FAMILIA:
  • ¿Qué nos pareció la idea del txoco o dinámica "silla-oreja, silla-boca"?.
  • ¿Qué diferencias esenciales hallamos entre esta estrategia y la de la "silla de pensar"?.
  • ¿Qué posibilidades hay de poner en práctica esto en el hogar, no sólo para nuestros hijos sino también para los mayores, aunque sea con algunos cambios?.
  • Si ya lo estábamos llevando a cabo ¿qué diríamos al respecto?, ¿qué conclusiones hemos obtenido hasta la fecha?.
  • ¿Qué otras ideas se nos ocurren para la resolución de conflictos entre nuestros hijos a través del diálogo y sin que tengamos que intervenir los adultos?.