viernes, 14 de febrero de 2014

Mediación en la ruptura

El artículo "Mis padres se han separado" ha generado bastantes cuestiones, no por ser algo original o novedoso (sobre este tema hay mucho escrito, mucho y bueno; también hay de todo por supuesto) sino por la temática en sí y que preocupa y porque simplemente quieren conocer nuestro punto de vista.

El público se pregunta:
- ¿Cuándo se puede decir que "ya se agotaron todas las posibilidades de reconciliación de la pareja"?.
- ¿Qué pasa con esos familiares, amigos, etc... que no participan de este proceso de mediación directamente pero sí interfieren en el proceso y también en los mensajes que los hijos de la pareja reciben de ellos durante el proceso de separación?.
- ¿Qué se entiende por "mediación familiar" en esto de la separación o divorcio?.
- ¿Para qué es la mediación, qué objetivos persigue fundamentalmente?.
...
Éstas son las cuestiones más repetidas que hasta el momento nos han llegado y vamos a tratar de dar respuesta en este artículo siguiendo el orden antes expresado.

"Ya no puedo más".

Es la expresión de quien dice haber intentado todo en una tarea y haber invertido todos sus recursos pero, sin embargo, constata o siente que no ha avanzado nada y encima experimenta tal frustración que le lleva a pensar que es inútil insistir en ese empeño.

- ¿Cuándo se puede decir que "ya se agotaron todas las posibilidades de reconciliación de la pareja"?.
Las posibilidades no se agotan jamás mientras las partes tengan la capacidad de evolucionar, cambiar, madurar, crecer, aprender,... mientras seamos capaces de escuchar y comunicar,... mientras haya vida.
Lo que se agota es nuestro campo de visión, nuestra perspectiva: llegamos a un punto en que nos parece que "ya lo vimos todo, ya lo pensamos todo, ya lo intentamos todo, ya lo hicimos... y sin embargo sentimos que no hemos avanzado nada salvo en desaliento, frustración y otros sentimientos que nos empujan a los deseos de abandonar y buscar cuanto antes el hacer borrón y cuenta nueva ¡pero ya!, porque creemos que seguir más en esta línea no va a llegar a ninguna parte salvo a peor y a la más absoluta infelicidad".

- ¿Qué pasa con esos familiares, amigos, etc... que no participan de este proceso de mediación directamente pero sí interfieren en el proceso y también en los mensajes que los hijos de la pareja reciben de ellos durante el proceso de separación?.
Una persona participante en la red social en la que estamos: https://www.facebook.com/educar.desdelafamilia apuntaba la siguiente observación:
"Realmente este artículo lo resume todo, está bien para uno pero... ¿qué hacemos cuando el entorno familiar le dice estas cosas negativas a tus hijos?, no sólo son los padres, es todo el entorno familiar, es muy doloroso escuchar esto de boca de los niños".

Esta participante, E.A., se refería a una serie de mensajes que a veces otros miembros de la familia o incluso amistades dicen a los hijos de padres separados para denigrar a alguno de sus progenitores; daba en el clavo del problema que se produce cuando "tras el anuncio de la separación" empiezan los familiares de uno y los del otro, también sus respectivas amistades, a posicionarse como si el asunto se tratara de ir unos contra el cónyuge "Y" y los otros contra el cónyuge "Z"; actúan visceralmente dejándose llevar únicamente por sus afinidades o simpatías por uno u otro cónyuge.

¿Qué hacer?.
  1. DESDE EL PRINCIPIO: Desde el momento en que decidimos formar pareja hemos de dejar claro a los familiares de una y otra parte, también a nuestras respectivas amistades, que en lo referente a nuestra vida de pareja y nuestros hijos somos nosotros quienes decidimos y no deben interferir para nada en nuestras cuestiones, salvo que les demos opción a ello o se lo solicitemos; los chismes, "indirectas", comentarios maliciosos especialmente "a espaldas" pueden hacer mucho daño. El respeto mutuo es la primera condición.
  2. A PARTIR DEL ANUNCIO DE LA SEPARACIÓN: Convencer a la familia propia y a las amistades para que se abstengan radicalmente de emitir juicios negativos acerca del otro cónyuge a los hijos de ambos cónyuges, aunque haya motivos -según ellos- para emitirlos. Mentir no, pero calumniar tampoco. Es necesario, de extrema necesidad, que en esto actúen en idéntica UNIDAD DE CRITERIOS DE ACTUACIÓN con los padres de estos hijos. El respeto a los niños y al amor que ellos sienten tanto por su padre como por su madre deben ser algo sagrado para todos que no puede ni debe ponerse en riesgo o blanco de agresión.
- ¿Qué se entiende por "mediación familiar" en esto de la separación o divorcio?.
- ¿Para qué es la mediación, qué objetivos persigue fundamentalmente?.
Unimos ambas cuestiones para responderlas conjuntamente.
Mediación implica la participación de un elemento extra en el abordaje y resolución de un problema entre las partes que se hallan en conflicto.

Este elemento extra debe mantener siempre y en todo caso las siguientes actitudes:

1.   Confidencialidad y neutralidad: Jamás posicionarse a favor de una u otra parte por mucha afinidad o conformidad que pueda sentir por alguno de ellos y ayudando a mantener su atención sobre los objetivos que ambos persiguen. ...
2.   Aceptar la diversidad: Valora las concordancias entre las partes, aquello en lo que ambos están de acuerdo pero también ayuda a clarificar las diferencias facilitando su comprensión y necesidad de contemplarlas para llegar a un acuerdo beneficioso para todos. ...
3.   Posibilitar la comunicación: Señalando el momento presente y lo positivo que haya en ambas partes. Propiciando el respeto mutuo entre ambos aunque puedan discrepar de acuerdo con sus diferentes perspectivas y motivándoles para expresar sus planteamientos libres de pre-juicios, dueños de su estado emocional y con la mirada puesta en el bien que desean. ...
4.   Favorecer la responsabilidad: En este proceso todos pueden aportar algo y esto es lo que la persona mediadora tratará de resaltar desde una perspectiva positiva; partiendo de las metas a conseguir y que plantearán la propia pareja en conflicto, ir desgranando con ellos las acciones a realizar, medios a emplear y el modo en que se ejecutará todo pero partiendo desde ellos y con ellos exclusivamente. ...

Podríamos extendernos en esto mucho más pero basten al menos estas notas para aclarar lo que es la "mediación". Pero... ¿para qué?:
Ya estábamos apuntando a ello con lo que mediación significa, pero vamos a especificarlo:

1.   Ayudar a manejar el estado emocional de las partes en conflicto. ¿Por qué?, pues porque si se centran en lo que sienten , en sus experiencias del pasado con su carga negativa y en lo que hasta el momento ha sido imposible de alcanzar va a ser tremendamente difícil o imposible avanzar. (A esto dedicaremos en breve un capítulo aparte).
2.   Propiciar que la pareja se centre en el presente, en lo positivo, en lo que ambas partes ven que es posible realizar. Esto ayudará enormemente a disminuir la intensidad emocional, mejorará la comunicación, contribuirá en la obtención de cambios en la comprensión del conflicto y los puntos de vista del otro.
3.   Favorecer la consecución de acuerdos duraderos y efectivos. Si la solución al conflicto sale de las personas en conflicto y no viene impuesta desde fuera habrá más garantía de que los acuerdos se cumplan ya que hay implicación directa y desde el principio de todos: ellos son los primeros interesados en que esto funcione; la solución parte de una opción libre y, por lo tanto, su proceso siguiente es mucho más responsable.
4.   Ofrecer una visión de conjunto no desde lo expositivo sino desde la capacidad de hacer visible a cada una de las partes lo que por diversas circunstancias les resulta difícil percibir en ese instante. Desde esta tercera perspectiva se podrá generar la confianza necesaria para ir avanzando en la comprensión de que "de lo que se trata no es de quedar yo mejor que la otra parte sino en ver de qué maneras ambos resolvemos esto de la mejor manera posible para todos".

PARA NUESTRA REFLEXIÓN:
  • ¿Puede decirse que lo expuesto responde a las cuestiones que lo motivaron?, ¿en qué sí y en qué no?.
  • ¿Qué interrogantes se nos generan ahora tras la lectura de esta entrada?. ¿Qué temas relacionados nos gustaría ver tratados en este espacio?.
  • ¿Es la mediación un camino para solucionar los problemas de pareja?, o... ¿podría darse el caso de que una pareja resolviera sus problemas a través de esta dinámica y luego decidiera vivir su experiencia de pareja con perspectivas nuevas?. ¿Qué pensamos al respecto?.
  • ¿Cuál creen ustedes que es el objetivo más importante, la principal prioridad, en un proceso de mediación y resolución del conflicto conyugal?.
PARA AMPLIAR, CONTRASTAR O PROFUNDIZAR:

Por norma no hacemos publicidad de nadie ni de nada pero sobre este asunto sí recomendamos especialmente un libro que aborda este tema con seriedad y rigor; sus datos son los siguientes:
TÍTULO: "LA MEDIACIÓN. Una solución a los conflictos de ruptura de pareja".
AUTORA: Trinidad Bernal Samper
EDITORIAL: Colex.