martes, 3 de julio de 2012

Del cigoto al recién nacido


Nuestro organismo nunca va a experimentar un desarrollo y unas transformaciones tan rápidas como en estos 9 meses de gestación.
Fases del embarazo. 
1.- Fase celular. Se forma la primera célula o cigoto. 
  • En estos primeros 14 días de vida se va dividiendo y se forma un conjunto de células que poco a poco se van especializando y se van formando órganos, aparatos,...
  • En estos 14 días hay un fenómeno importante que es la implantación. Este conjunto de células se separan y van formando el embrión.
  • El embrión se implanta en el interior de la madre -en el útero- (será el sitio donde irá creciendo) y entra en contacto con el cuerpo de ella mediante el cordón umbilical.
En esta fase celular se observan numerosos cambios hormonales en la madre. (ej. determinados olores que no soporta,...). 
Ésta es quizás la transición más peligrosa que se produce en toda nuestra etapa vital.

2.- Fase embrionaria. Desde los 14 días hasta los 8 semanas.
  • En la 3ª semana, ya está funcionando los vasos sanguíneos y también se puede visualizar el corazón y también la cabeza.
  • En la 5ª semana el crecimiento ha sido brutal, el embrión tiene ya el doble del tamaño, este embrión ya tiene ojos, oídos, la nariz, la boca y ya tiene una circulación sanguínea independiente de la madre, se comunica con la madre a través del cordón umbilical. El embrión tiene perfectamente formado los dedos de las manos y de los pies. Aproximadamente mide 2,5 cm y pesa 1gr. 
3.- Fase fetal. A partir de la 9ª semana, (hasta el nacimiento) se llama feto.
  • Aparece el cartílago que va a ser el sistema esquelético futuro, en esta fase fetal poco a poco se van a ir desarrollando las vísceras y otros órganos (pulmones, riñones, órganos sexuales,...).
  • A partir del 3º mes el niño se mueve, da patadas, el feto no se queda pasivo, sino activo. Percibe mucho por los oídos (la música, conversaciones, otros sonidos,...).
  • Hacía el 6º mes el embrión pesa los 900gr. De todos los órganos internos que tiene el más importante es el cerebro (todavía no acabado). Ya desde el periodo fetal cumple periodo de vigilia (parpadea, se mueve,...) y de sueño.
En los últimos meses tiene la maduración prenatal final. Con un feto muy activo y muy perceptivo a los sonidos y a lo que le rodea. Otra seña de identidad que se forma son las huellas dactilares.
Factores de riesgo.
Hay que destacar que existen “periodos críticos”: significa que determinadas partes de este pequeño ser humano van a sufrir mayor riesgo o vulnerabilidad en algunos periodos concretos.
La teratología: es la ciencia que estudia los defectos del nacimiento causados por problemas genéticos, problemas prenatales o por complicaciones en el momento del nacimiento. Existe multitud de distintos factores teratogénicos, estos factores son todos aquellos agentes externos, como pueden ser virus, fármacos, factores alimenticios, radiaciones, ... que pueden perjudicar la gestación y provocar anormalidades, discapacidades o incluso la muerte.
¿Por dónde pueden venir los problemas?. 
 Hay momentos y situaciones de altos riesgos, por ejemplo:
  1. Tener la rubeola al principio del embarazo: no hemos conseguido inmunizarnos puede proporcionar discapacidades como ceguera,  sordera, problemas circulatorios, problemas en el sistema nervioso central,... 
  2. Otro problema puede ser la toxoplasmosis: es un parásito microscópico que vive en la carne cruda y también en las heces de los gatos y también en el estiércol; si de nuevo accede por contactos de la madre se pasa al feto, produce ceguera y retraso mental.
  3. Otras situaciones y elementos perjudiciales:
    • Las madres 0+ (SIDA): también tiene efectos en futuros hijos. 
    •  La talidomida (tranquilizante), que provoca transformaciones en el feto. 
    •  El tabaco baja el peso en el bebé. 
    • La heroína, cocaína, psicotrópicos.... producen efectos negativos importantes. 
    • Consumo excesivo del alcohol. El síndrome del alcohol fetal, éste se debe al consumo excesivo de alcohol por la madre durante el embarazo. Este síndrome da un conjunto de defectos como puede ser rasgos faciales anormales; estos niños van a tener un crecimiento físico muy lento, con importantes dificultades mentales.
    • De todas las drogas, la cocaína y el propio crac provocan gran daño en los bebés, sobre todo a los órganos sexuales, tamaño de la cabeza,...  
Todas estas sustancias van a provocar déficit entre ellos intelectuales, dificultades en el aprendizaje e inestabilidad emocional.
También hay riesgos ambientales como rayos X, la exposición prolongada al monóxido de carbono, algunos pesticidas,...
No obstante, mucho más que fijarnos en los posibles problemas, lo que sí nos conviene hacer es pensar y actuar en positivo: todo aquello que vaya a favor de nuestra salud y, por lo tanto, también de ese nuevo ser humano que se está gestando en nuestro interior.
Factores de protección: ¿Qué podemos hacer?.
Cuidar la nutrición y el ejercicio físico adecuado.
La dieta de la madre debe de ser muy variada y muy equilibrada. Es muy importante el ácido fólico (verduras de hojas verdes) ya que ayuda a proteger los defectos en las estructuras internas del embrión.
Realizar el ejercicio físico adecuado a nuestro estado, siempre de acuerdo con el seguimiento médico que vayamos recibiendo a lo largo de todo el embarazo.

Buscar el apoyo psicosocial. 
Toda la asistencia emocional y material; esto lo hace el padre, la familia,...(redes sociales apropiadas),... establecer relaciones familiares positivas y procurar la adecuada convivencia con vecinos, amistades, ambiente laboral,... ayudan también en el buen desarrollo del embarazo.
Cuidar también el estado anímico buscando alternativas a cualquier situación que perjudique o haga que la madre descuide la etapa gestante. Los disgustos, tensiones, peleas,... no son inocuas; hay que cambiar eso por elementos constructivos y buscar juntos solución a aquellos problemas o situaciones que nos puedan llevar a estar de esas maneras. Es una buena excusa para reedificar las relaciones de pareja si acaso hubieran entrado en fase no deseable para ambos. 
Solicitar y aprovechar la atención prenatal. Atención médica que deba de ser necesaria desde los primeros meses del embarazo. En ella puede y es conveniente la participación de la pareja, especialmente en lo referente a las sesiones de preparación para el parto: puede ser de gran ayuda.

PARA EL DIÁLOGO EN PAREJA:
  • ¿Qué factores de "riesgo" hay ahora mismo que nos estén afectando o puedan afectarnos?. ¿Cómo vamos a intervenir en ellos?.
  • ¿Qué factores de "protección" nos conviene desarrollar más y mejor?, ¿por dónde empezar?, ¿cómo hacer?, ¿qué ayudas necesitamos?.
  • ¿Cómo mejorar nuestras  relaciones interpersonales y sobre todo como pareja?, ¿qué puedo hacer yo, cómo puedo ayudar a mi pareja?.
PARA AMPLIAR, CONTRASTAR O PROFUNDIZAR: