lunes, 26 de noviembre de 2012

Celos entre hermanos



En el capítulo "Los celos en la pareja" veíamos claramente lo que eran los celos, independientemente de las relaciones en las que se produjeran, aunque luego entráramos más concretamente en la pareja.
Al respecto hallaremos en distintas webs exposiciones muy clarificadoras. Anotamos a continuación algunas de ellas:

  • "Los celos infantiles". Nos explica lo que son los celos, sus causas, síntomas o manifestaciones y estrategias de intervención ante los mismos.
  • "Celos entre hermanos adolescentes". Muestra una serie de experiencias de celos y la forma en que se manifiestan entre distintas parejas de hermanos, todos en edad adolescente; ofrece algunas pistas de actuación también al respecto.
  • "Celos entre hermanos gemelos". Sus celos no son tan distintos de otros hermanos pero sí se comprueba que su rivalidad se produce en ambos antes de nacer incluso. Ofrece pautas o estrategias también para evitar que esos celos se desarrollen o acaben siendo enfermizos.
  • "Celos entre hermanas". Tienen un amplísimo fondo común a los celos entre hermanos pero incluyen también ciertos matices que conviene valorar y tener en cuenta.
Podríamos mostrar unos cuantos más pero estas informaciones nos parecen suficientes como referencia para lo siguiente:
Causas de los celos entre hermanos.
Básicamente el fundamento último de los celos infantiles está en carencias de autoestima,  falta de confianza en las otras personas y creencias muchísimas veces infundadas de que efectivamente el cariño de los padres es prioritariamente para los demás; más en concreto:
  1. Autoestima incipiente o débil.
  2. Falta de confianza en que el adulto le profese el mismo cariño que a sus otros hermanos, aunque sea de manera diferente.
  3. Afán de posesión: sentimiento que le lleva a considerar que los padres tienen que velar en primer lugar por él, no por los otros hermanos u otras personas.
  4. Tendencia a compararse constantemente con los hermanos e incluso situarse por encima de ellos.
  5. Creer, cuando nace un hermanito, que ahora recibirá menos afecto que antes.
  6. Preferencias reales, objetivas, que los padres tengan sobre alguno de los hijos.
  7. Privilegios no debidamente justificados que alguno de los hermanos tenga sobre el resto.
  8. ...
¿Cómo intervenir ante los celos entre hermanos?.
De entrada, el que los hijos tengan celos es algo tan natural como que sientan frío o calor, sientan alegría o tristeza,... y lo que a los padres y madres, y resto de la familia, nos conviene hacer es:
  1. "ACEPTARLOS", acoger esos sentimientos y mostrarnos claramente comprensivos con nuestros hijos.
  2. Ayudarles a expresar ese sentimiento, verbalizarlo, sin hacerle sentir vergüenza por ello y aceptar sencillamente que sienten eso.
  3. Podemos "reformular" lo que nos están diciendo de manera que expresemos con palabras lo que captanmos en sus expresiones, gestos o acciones y pedirle que nos confirme o no si hemos interpretado bien sus manifestaciones.
  4. Plantearle nuestras propuestas para que pueda sentirse bien tanto consigo mismo como con sus hermanos y con nosotros de ahora en adelante (viene muy bien que le pidamos colaboración, ayuda, en el cuidado de sus hermanos, especialmente si son muy pequeñitos; asumir nuevas responsabilidades en las tareas de la casa colaborando con ello con los padres;...).
  5. Proponerle hacer cosas juntos que hasta ahora no habíamos hecho y cumplir nosotros lo que prometemos después (no hacelo sería muy nefasto: traicionaría su confianza). Es una manera de indicarle que está entrando en una nueva etapa y ya está a un nuevo nivel, más responsable, más cerca de los adultos.
  6. ...
Analicemos también las causas concretas de los celos que hayamos observado porque ese análisis amplio y objetivo nos ayudará a establecer maneras de aminorar los efectos de esos celos (erradicar los celos, especialmente en la infancia, es tarea prácticamente imposible, pero sí podemos mitigar su influencia, aminorarlos):
  • ¿Por qué tiene celos?, ¿cuáles pueden ser las razones?. 
  • ¿Cuándo se producen esos arranques de celos, en qué instantes del día?. ¿Por qué en esos momentos?.
  • ¿Delante de qué personas se producen esas manifestaciones de celos?. ¿Por qué ante esas personas y no ante otras?.
  • ¿Qué otras circunstancias pueden influir en sus expresiones de celos?.
  • ...

Y una serie de estrategias más que vayan sobre todo en la línea de:
  1. Desarrollar su autoestima. Cuanto mayor y fuerte sea... mejor podrá superar los celos.
  2. Darle muestras de confianza en él/ella de manera que no sólo nos lo oiga decir, que confiamos en él/ella, sino que lo observa en nuestro proceder.
  3. Hacer unidad también entre el cariño que decimos profesarle y las muestras físicas de ese cariño: besos, abrazos, caricias,... son maneras de expresar ese afecto que no tienen porqué disminuir o desaparecer sólo porque ya ese hijo es más mayorcito. El cuerpo no es una pertenencia más, es parte de nuestra persona, nosotros somos nuestro cuerpo e interactuamos con el mundo y con nosotros mismos a través de él.
  4. Evitar en todo lo posible hacer "comparaciones" entre él y sus hermanos; obviamente nunca serán todos iguales y habrá diferencias que nos gustarán más o  menos pero el acento habrá que ponerlo en las cualidades y potencialidades que observemos en cada uno, no en sus limitaciones o carencias, menos aún en los errores que cometan (los errores son para sacar conclusiones prácticas para mejorar).
  5. Invitar a la corresponsabilidad mutua, cuidar unos de otros, cada cual en la medida de sus posibilidades.
  6. Turnarnos padre y madre en las tareas de atención a los hijos: que no sea siempre la madre quien está con unos y apenas nada con otros y el padre al revés, sino que ambos estén con todos en diferentes tareas y momentos a lo largo del día o de la semana (es cuestión de organizarnos). Es una manera de que los hijos vayan asociando que "papá y mamá" quieren ambos a todos por igual y ninguno de los dos tiene preferencias por unos en detrimento de otros.
  7. ...
CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN EN FAMILIA:
COMO PAREJA:
Antes de analizar si entre nuestros hijos hay celos y tienen tales o cuales formas de manifestarse, conviene ver primero si nosotros lo somos también (la pareja) y, por lo tanto nos conviene realizar un proceso de autocrítica constructiva (con toda probabilidad los hijos quizás no hagan lo que les decimos que hagan pero sí harán lo que nos vean hacer).

COMO PADRES:
  • ¿Cómo estamos ayudando a nuestros hijos a reconocer sus celos sin que se avergüencen de ellos y se atrevan a expresarlos verbalmente, con naturalidad?.
  • ¿Analizamos suficientemente las causas o razones por las cuales nuestros hijos son celosos entre ellos o incluso tienen celos de alguno de nosotros? (el "complejo de Edipo" puede darse también), ¿a qué conclusiones llegamos?.
  • ¿Qué estrategias usamos en nuestra familia para mitigar el efecto de los celos entre los hijos?, ¿qué nos ha ido bien hasta ahora y qué otras estrategias no nos han funcionado?.
  • ¿Qué ha influído en el éxito de nuestras estrategias?, ¿qué razones pueden haber influido en que otras formas de actuar no funcionaran?.
  • ...
PARA AMPLIAR, CONTRASTAR O PROFUNDIZAR: