viernes, 10 de junio de 2011

La sexualidad me permite transmitir la vida

(Fuentes del presente artículo:
- Documentación de la "Fundación APRENDAMOS A AMAR".
- Paginas-web a las que se accederá pinchando sobre los términos escritos en color canelo y que se subrayan al pasar el puntero por encima.
- Imágenes obtenidas de la red).
PUNTO DE PARTIDA

En el artículo “La sexualidad me permite amar con el cuerpo” concluíamos en la necesidad de VALORAR EL LENGUAJE NO-VERBAL, nuestra capacidad de comunicarnos y amar con el cuerpo -es una de las grandes finalidades de la sexualidad- (es a través de él que interactuamos con el entorno), razón por la  cual hay que tratar de darle a cada gesto el valor que realmente tiene procurando en ello la  mayor sinceridad, integridad y autenticidad posible.

También insistíamos en la necesidad de desarrollar nuestra sexualidad de forma realizante, constructiva, que pueda conducirnos en la vivencia de la felicidad (perspectiva que jamás hemos de olvidar y siempre tener en cuenta).
En el  tema que abrimos ahora vamos a insistir especialmente en la llamada atransmitir la vidadesde la libertad y desde y para el amor.
¿CÓMO REALIZAR ESTO?

  • Tomando conciencia de nuestra responsabilidad, potencialidades, libertades y dignidad humana que debe ser respetada y reconocida en todo ser humano, de manera que al desarrollarlas no sólo preservemos nuestros derechos sino también los del “otro” en toda su integridad.
1.- La ciencia y la técnica al servicio de la persona.
Un método de estudio es científico cuando está basado en la experiencia y esta experiencia es reproducible y valorable con medidas que se puedan cuantificar”.
Los métodos científicos usan como recurso pedagógico y de análisis la “división y clasificación en partes de lo que es un todo”, estudiando cada una de ellas de manera independiente.
El gran riesgo del método científico consiste en “absolutizarse” y calificar como cierto sólo aquello que se someta a ese método o cuadre con él, excluyendo todo lo demás o menospreciándolo.
Con todo:
  1. Aún basándonos sólo en la “vida física” del ser humano llegamos a la PERSONA porque es a través de su cuerpo que reconocemos su irrepetible singularidad.
  2. En su cuerpo y a través de él se alcanza a la persona en su realidad concreta.
  3. Respetar su dignidad implica salvaguardar su identidad de ser humano.
Sea como fuere:
  1. La “vida física” no agota en sí misma todo el valor de la PERSONA ni representa el supremo fin del hombre porque también “el ser humano tiene sed de trascendencia”; el ser humano no es, por lo tanto, sólo cuerpo sino también espíritu.
  2. La “vida física” aún en sí misma constituye un valor fundamental porque sobre ella se apoyan y se desarrollan todos los demás valores.
  3. La nueva “vida física” humana arranca desde el mismo momento en que el óvulo es fecundado por el espermatozoide.
Por lo tanto:
  • Desde ese instante queda fijado el programa de lo que ese ser humano es (su ADN) y será.
  • Es un absurdo pretender justificar un aborto argumentando sólo la libertad de unos sin contar con esa nueva vida que es acreedora también de su libertad.
2.- Dignidad del hijo.
2.1.- Desde la perspectiva cristiana.
Desde la más remota antigüedad el ser humano se ha hecho preguntas acerca del sentido de su vida:
- “¿De qué y para qué está hecha toda esta realidad?”.
- “¿Cuál es el significado último de mi existencia?”.
- “¿De dónde venimos?, ¿a dónde vamos?”.
Estas preguntas hablan de la grandeza del ser humano que desde siempre ha estado en relación con el Trascendente.
  • Esta grandeza está presente en cada persona en el mismo instante en que es concebida.
  • A partir de ese instante el hijo tiene por sí mismo un valor único e irreemplazable.
2.1.1.- Fundamento bíblico.
Todos hoy día sabemos que “la Biblia, en su relato de la CREACIÓN, no puede ni debe ser interpretada al pie de la letra” pues está llena de simbolismos, imágenes,… a través de las cuales transmite una serie de verdades:
  1. Dios es el principio de todo y todo se mantiene en Él y a Él se orienta.
  2. Todo en sí es bueno porque todo tiene un sentido y está orientado al bien.
Gn. 1,27-31Y creó Dios al hombre; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: Creced y multiplicaos, llenad la tierra hacedla habitable;(…) y vio Dios todo lo que había hecho y era muy bueno”.
  • El ser humano es fruto del amor de Dios, de su libre iniciativa.
  • Somos a imagen y semejanza suya, con lo que participamos de su dignidad, del derecho irrenunciable al sagrado respeto a nuestra dignidad de personas.
  • El respeto a esta dignidad es equivalente para hombres y mujeres.
  • Nuestros errores provienen de nuestra prepotencia, vanagloria,… de apartarnos de la voluntad de Dios que no es otra que “vivamos en armonía y felicidad con nosotros mismos y el resto de la creación”.
  • Perder el paraíso es perder esa armonía y felicidad y lo perdemos no por decisión divina sino como consecuencia de una equivocada manera de usar nuestra libertad y, por lo tanto, de nuestra capacidad de ser responsables: don de Dios también.
  • Estamos llamados a vivir el reencuentro con Dios. El paraíso no es pues un punto de partida sino de llegada.
2.1.2.- Implicaciones.
  1. El hijo no es sólo el “fruto de la capacidad procreadora de los padres” sino también de la “cooperación con el poder creador de Dios”.
  2. Todo niño o niña que viene al mundo tiene una vida por vivir y un proyecto que construir.
  3. Así que, como padres, recibimos al hijo como “don” y le debemos proporcionar todo lo mejor que tengamos y podamos para que también él pueda desarrollar ese proyecto al que está llamado.
  4. Cada niño o niña son amados por lo que son y no por lo que poseen; son amados por sí mismos y tienen un valor único.
Por lo que es fácil comprender que…
  • “Todo el universo entero y sus maravillas no son nada comparado con el gozo inmenso que una madre siente al contemplar el rostro del niño que ha acunado durante todo su embarazo”.
  • “Es impresionante pensar que del encuentro sexual de hombre y mujer pueda darse lugar a “otra persona” llamada a amar y construir su propia familia”.
2.2.- Desde la simple observación de la realidad.
Desde el momento de la FECUNDACIÓN:
  1. Cada uno de nosotros existe no sólo “por otro” y “con otro” sino que todo ser humano empieza a existir también “dentro del otro”.
  2. Este “primer encuentro personal” está hecho de una total entrega confiada, de una total custodia.
La vida humana es un desarrollo y un cambio constante, pero siempre fuimos SERES HUMANOS; SIEMPRE tuvimos el mismo valor y la misma dignidad independientemente de las circunstancias por las que nuestra vida transcurriera.
2.2.1.- Ser humano entre 0 y 27 días.
1) ZIGOTO es el nombre de la primera célula surgida de la fusión de núcleos tras la fecundación.
2) MÓRULA: A los 3 días ya son 12 células.
3) BLÁSTULA: Se llama así cuando ya se ha implantado en el útero.
2.2.2.- Ser humano de 28 días: EMBRIÓN.
Es en este período que la madre empieza a sospechar que está embarazada: no ha tenido la menstruación.
2.2.3.- Ser humano en la 5ª y 6ª semana de gestación.

  • Día 35 (semana 5ª): En sus ojos ya se distingue la retina, el cristalino y los párpados. Poco a poco las orejas y la nariz van tomando forma.
  • Día 40: La energía del corazón alcanza casi el 20% de la de un adulto. Ya se le puede hacer un electrocardiograma.
  • Día 42 (semana 6ª): Se completa el esqueleto y aparecen los reflejos. En las manos y en los pies empiezan a distinguirse los dedos.
  • Día 43: El cerebro da señales de actividad eléctrica: su sistema nervioso empieza a funcionar coordinadamente.
2.2.4.- Ser humano en la 6ª-7ª semana de gestación.
  • Día 49 (6 semanas y ½): El cerebro ya está completo. Los dedos se alargan y se fijan definitivamente las huellas digitales de los pies- Se distinguen claramente las orejas y la nariz.
  • Día 56 (semana 7ª): Ya funcionan todos los sistemas del cuerpo.
  • Día 60: A partir de la 8ª semana ya no se llamará EMBRIÓN sino FETO. Mide unos 2 cm. y pesa 25 g.
A partir de ahora ya es sólo crecer en todo.
2.2.5.- Ser humano entre las 11 y 12 semanas de gestación.
Días 71-90 (2meses y ½ a 3 meses):
  • El niño comienza a tener los primeros movimientos espontáneos: puede formar un puño, chuparse el pulgar o fruncir las cejas.
  • Se pueden reconocer los órganos genitales externos.
  • Inhala y exhala el fluido amniótico.
  • Aparecen las uñas.
  • Se despierta cuando su madre se despierta, duerme cuando ella duerme y está tranquilo si ella lo está también.
  • Siente los sentimientos de la madre, todo lo que ella vive y siente.
La gran diferencia con el bebé anterior sólo es de tamaño y peso.
2.2.6.- Ser humano entre las 18 y 30 semanas de gestación.
18 semanas (4 meses y ½):
  • Se ve claramente que el desarrollo del ser humano pasa por diferentes etapas.
  • A los 4 meses tiene los órganos genitales diferenciados.
  • Aunque hay evidentes parecidos con otros embriones mamíferos su constitución genética ha sido específicamente humana desde el mismo instante de la fecundación.
20 semanas (5 meses):
  • Crecen el pelo, las cejas y las pestañas.
  • Se aprecian perfectamente las huellas dactilares.
6º mes: Aparecen las raíces de los dientes y pueden alzarse los párpados.
7º mes: Perfecciona los tejidos pulmonares y del sistema digestivo.
2.2.7.- Ser humano: 8 y 9 meses.
8 meses:
  • Sólo se diferencia del recién nacido en el peso, tamaño y piel (está cubierta de una capa de grasa: “vello lanugo”).
  • Se inmuniza contra infecciones desarrollando anticuerpos.
  • Le falta espacio, se prepara a la llegada próxima del parto.
  • Adopta la posición definitiva.
  • En el caso femenino, desde el 4º mes de gestación, contará ya con un millón de óvulos; de todos ellos sólo unos quinientos mil existirán cuando nazca y de ellos la mitad llegarán a la pubertad. Hasta que llegue a la menopausia sólo necesitará madurar unos quinientos óvulos.
2.3.- Algunas consideraciones más.
Este ser humano vino desarrollándose con una provisión de sangre individual, hecha especialmente para él.
  • La vida intrauterina no es matemática: puede extenderse hasta los 280 días o acortarse.
  • Nada en todo este proceso es “casual”, todo tiene un sentido: antes, durante y después. Por eso se puede decir que:
1º)- La transmisión de la vida a través de la sexualidad es colaborar con Aquél que nos amó primero.
2º)- Hacer esto con profundo respeto a cada PERSONA es haber entendido que en todas las personas hay una dignidad que es sagrada.
Tristemente, si dices:
  • “Somos personas desde el mismo instante en que el óvulo es fecundado por el espermatozoide, así que el aborto provocado es un asesinato”. ...te dicen enseguida que "eres un carca, un facha, un obstáculo para el progreso, conservador de tradiciones".
Y si dices:
  • “La penalización del aborto es un obstáculo para la libertad de decisión de las mujeres”. ... entonces te aplauden y te dicen: "eres un tío guay, chachi, progresista, moderno, … de acuerdo con los tiempos de hoy".
En nuestra sociedad hemos establecido una serie de encasillamientos que responden más a móviles o intereses políticos y económicos que basados realmente en el bien de las PERSONAS, todas.
3.- Embrión humano y libertades.
Desde el momento mismo de la fecundación, desde el instante en que a la célula femenina le llega la información que se contiene en el espermatozoide, existe un ser humano”. (Prof. Jerôme Lejeune. Catedrático de Genética de la Sorbona. París).
No lo dijo un inculto, no lo dijo alguien que no estuviera expuesto al mundo a diario, no lo dijo alguien que “no supiera lo que decía”,… lo dijo alguien que tenía que estar muy seguro de ello para afirmarlo con tanta claridad y en el ámbito en que lo afirmaba (y como él muchos científicos más).
3.1.- Libertad de los padres.
Es innegable la libertad de los padres (padre y madre) para tener un hijo o no tenerlo, pero esa decisión libre debe tomarse “antes de implicar en ello a ese nuevo ser”, por varias razones:
  1. Ese nuevo ser humano no es propiedad de ninguno de los dos, tiene identidad propia.
  2. No forma parte del cuerpo de ninguno de los dos, aunque empiece estando en uno de ellos y se haya formado con la participación de ambos.
Consecuentemente,… es ANTES cuando hay que tomar esa decisión.
3.1.1.- ¿Por qué se insiste en abortar voluntariamente?.
Se considera básicamente que:
  • No sólo se considera el cuerpo que somos como una propiedad sino que también lo es “todo aquello” que esté dentro de él –como si el feto fuera una cosa y no un ser humano-.
  • Se antepone la libertad de unos sobre la de “otro”: como si la de ese “otro” no valiera nada o no existiera y sólo contara la de unos.
  • El feto no es considerado siquiera como humano, es sólo “un conjunto de células”, un “instrumento tecnológico para el avance de la medicina”, “material biológico” sin identidad,…
Además de lo anterior:
  • Hay una intencionalidad político-partidista y del capitalismo mercantilista del sexo a los que les interesan enormemente estas concepciones: favorecen claramente sus expectativas de poder tanto político como económico:
1º)- Les resulta más fácil y beneficioso fomentar el hedonismo social en relación con el sexo que “desarrollar programas de educación en lo afectivo y sexual, de manera que las futuras generaciones pudieran desarrollar su sexualidad de forma libre pero también responsable”.
2º)- Prefieren ir despenalizando el aborto ampliando sus posibilidades antes que informar ampliamente y en profundidad sobre lo que eso es y significa.
3.1.2.- ¿Qué dice la ciencia al respecto?.
El ADN que tenemos en la edad adulta es exactamente el mismo que existe ya en el óvulo recién fecundado por el espermatozoide”.
Por lo tanto:
  • Somos seres humanos desde el mismo instante de la concepción/fecundación.
  • Ese ser humano es un ser singular, actúa como individuo distinto de la madre; tiene una individualidad somática precisa.
  • Es único e irrepetible: no existe sobre la faz de la tierra la posibilidad que nazca un embrión idéntico a él, nunca.
  • Es un ser humano en desarrollo, evoluciona de forma homogénea y armónica.
Es hijo y es… el más débil.
3.1.3.- ¿Qué dice la Iglesia al respecto?.
“Ni la Iglesia se agota con lo que dice El Vaticano (la iglesia son muchos más) ni El Vaticano es el responsable de las decisiones que tome cada cual”.
Para la Iglesia Cristiana Católica el fundamento del respeto absoluto que se le debe a todo ser humano (desde que el óvulo es fecundado por el espermatozoide) es la paternidad de Dios:
  1. El Génesis deja bien claro a través del relato creacionista que “el ser humano es lo que es (también es cuerpo, no es sólo que tenga un cuerpo) por iniciativa de Dios, tiene vida por iniciativa de Dios, es por amor gratuito de Dios,…” por lo tanto no podemos decir ser propietarios ni jueces de nosotros mismos, aún menos de una vida que es la de “otro” que también es humano.
  2. El óvulo recién fecundado, el feto, el recién nacido,… todo ser humano, por el mero hecho de serlo, goza ya de la filiación divina, es hijo de Dios.
  3. La fe cristiana le confiere al ser humano, por lo tanto, una dignidad que es fruto de un amor que Dios le da por sí mismo: está relacionado con sus progenitores y con Dios.
3.2.- Libertad del hijo.
Si es un ser humano desde el instante de su concepción… es acreedor, por lo tanto, a todos sus derechos como ser humano, también de su derecho a nacer”.
  1. Aunque no pueda hablar todavía como nosotros,… aunque no le veamos físicamente (“ojos que no ven… corazón que no siente”),…aunque en todo necesite de nuestra participación y ayuda… es un SER HUMANO cuya gran diferencia es ser más desvalido que cualquier otro. Tiene derecho a nacer.
  2. Tiene derecho a vivir su propio proyecto de vida: aquél que quiera emprender.
  3. Tiene derecho a todos y cada uno de los derechos que se citan en los “Derechos de la Infancia” (entre ellos “a tener una familia,…”) y demás DD.HH.
  4. Tiene derecho a ver respetadas su individualidad y dignidad humanas.
3.3.- Algunas cuestiones para la reflexión.
- Nos movilizamos, y con notoriedad, ante desastres ecológicos o atentados contra la naturaleza… Y ESTÁ MUY BIEN. Eso es lo que hay que hacer.
- Decimos “NO A LA GUERRA” –aunque no siempre, y “según quién esté en el poder”- y a todo acto terrorista… Y ESTÁ MUY BIEN. Nadie debería faltar.
- Nos oponemos a toda expresión de discriminación social… Y ESTÁ MUY BIEN. Perfecto.
Pero...:
1º)- ¿Por qué parecemos anestesiados cuando se trata de defender las más de 100.000 vidas inocentes que mueren en este país al año (en 2009 fueron 111.482) por “interrupción voluntaria del embarazo”? (esto sin contar todas las que quedan truncadas gracias a la "píldora postcoital" que puede adquirirse sin receta médica siquiera, según dictó el gobierno español y así consta en sus leyes).
2º)- ¿Por qué no luchamos todos para que la LIBERTAD sea patrimonio de todo ser humano y no sólo de algunos?.
3º)- ¿Por qué tachamos de “injerencia” las opiniones de la Iglesia a este respecto y tragamos sin rechistar, al mismo tiempo, la constante y diaria machaconería de quienes muestran tanto desprecio a la dignidad humana?.
4º)- ¿Por qué miramos para otro lado y no asumimos nuestra responsabilidad?.
CONCLUSIONES:
Necesitamos tomar conciencia del poder de procreación inscrito en nuestra sexualidad; esto lo podremos lograr si:
  1. Conocemos el desarrollo embrionario desde su mismo inicio hasta el alumbramiento del nuevo ser humano, pasando por todo su proceso intermedio, y comprendemos plenamente su sentido.
  2. Valoramos la vida como regalo que transmitimos y de la que no somos dueños sino sólo administradores y transmisores.
  3. Desarrollamos actitudes que ayuden a los jóvenes a construir la cultura de la vida.
También necesitamos reflexionar sobre nuestro grado de responsabilidad en esta cultura de la vida:
  1. Luchando por los derechos de quienes no pueden siquiera opinar.
  2. Mostrando con valentía y decisión formas de vivir la sexualidad coherentes con las finalidades a las que está ordenada.
BIBLIOGRAFÍA: