viernes, 24 de febrero de 2017

Un alimento en el cabello

El aceite de coco es un alimento con excepcionales propiedades; pero hoy nos vamos a centrar en sus beneficios para el cabello, que lo convierten en una auténtica joya de la naturaleza.

¡Una melena de locura!.

Siguiendo los consejos siguientes no sólo podrá conseguir un cabello espectacular, sino que también estará ahorrándose una fortuna en productos de belleza.
Así es; se dará cuenta de que ni siquiera a quienes pueden permitírselo les compensa gastarse un dineral ni en productos de belleza ni en tratamientos supercaros en los salones de belleza.
Eso se lo dejamos a quienes les sobra el dinero y no han descubierto aún todo el potencial que tienen para la salud (y la belleza, como ve) los alimentos y los productos naturales.

El secreto de los maharajás.

¿Se ha dado cuenta de que la mayoría de las mujeres indias tienen una melena suave, sedosa y tan abundante que al soltarla les llega hasta por debajo de la espalda?.
No todas ellas están casadas con maharajás, pero conocen bien su secreto.
Desde hace miles de años, las mujeres de India son expertas en embadurnarse el pelo con aceite de coco virgen.
Los últimos estudios científicos han descubierto el secreto que se esconde tras este producto milagroso.

El aceite de coco virgen es el único que penetra en el tallo del pelo.

La particularidad del aceite de coco es que está compuesto, en un 50%, por un ácido graso raro: el ácido láurico.
El ácido láurico tiene gran afinidad con las proteínas del cabello, lo que proporciona suavidad a la vez que resistencia. Además, al tener un peso molecular ligero y una estructura en cadena recta, el ácido láurico es capaz de penetrar en el interior del cabello.
Los aceites que se suelen utilizar en la elaboración de productos de cuidado personal y que los fabricantes de cosméticos acaban vendiendo a precios desorbitados no poseen esta capacidad, sino que sólo aportan suavidad y brillo al cabello inmediatamente después de utilizarlos, porque únicamente actúan en el exterior. Y como no penetran en la fibra, no tienen verdadero efecto, por lo que en el siguiente lavado se debe repetir la jugada añadiendo aún más producto para conseguir el mismo efecto. Además, a la larga el cabello reacciona mal a este tipo de tratamientos que le asfixian.
Lo que buscan algunos fabricantes es que usted tenga que dejarse el dinero comprándoles más y más productos.

Los cabellos porosos o decolorados son los que más se benefician.

La capacidad del aceite de coco de penetrar en la fibra del cabello para suavizarlo al mismo tiempo que reforzarlo beneficia en particular a las personas que tienen el cabello poroso y a las que se han realizado un tratamiento químico de decoloración.

Modo de empleo.

En 2008, un vídeo casero de YouTube en el que se enseñaba una nueva forma de utilizar el aceite de coco en el pelo fue todo un éxito que a día de hoy ha llegado hasta millones de hogares en todo el mundo.
Se trata de un tratamiento de cuidado especial del cabello a base de aceite de coco virgen, crema de coco concentrada y yogur natural, con efectos espectaculares en cuanto a suavidad en el pelo. Es un tratamiento muy rico en ácidos grasos y proteínas de fibras de coco, y se ha hecho muy popular entre la población negra, cuyo cabello, por su especial porosidad, se beneficia particularmente de este tipo de cuidados.
Por otro lado, es necesario saber que el aceite de coco virgen puede utilizarse antes o después de aplicar el champú, aunque su eficacia es mayor si se utiliza antes. Efectivamente; aplicarlo en el cabello justo antes de lavarlo impide que el agua penetre en la fibra capilar, lo que evita que se levanten las escamas de la capa externa de protección (llamada cutícula) y lo conviertan en un cabello frágil y quebradizo.
Además, si se aplica en el prelavado, una pequeña cantidad de aceite de coco es capaz de penetrar más profundamente en el tallo durante el lavado, cuando la fibra capilar se infla ligeramente. Eso podría explicar por qué este aceite evita que el cabello se encrespe con la humedad.

Excelente también para la piel.

El aceite de coco también se puede aplicar en la piel. Desde hace décadas se viene usando en los masajes terapéuticos para relajar los músculos. Además, protege la piel del envejecimiento gracias a sus efectos antirradicales libres.
Al ser absorbido por la piel y los tejidos conjuntivos contribuye a hacer desaparecer las microfisuras y pequeñas arrugas. También posee un efecto exfoliante que elimina las células muertas de la piel, proporcionándole un aspecto más liso y joven.
Recordatorio sobre el cuidado de la piel: uno de los principios básicos que debe tener en cuenta es que un porcentaje de todo lo que aplique sobre su piel penetrará en el organismo e irá a parar a la sangre. Por eso muchos medicamentos se pueden administrar en forma de pomada. Esto significa que también debe vigilar, con el mismo cuidado, lo que se aplica en la piel. Evite todos los productos que contengan moléculas químicas tóxicas. Elija por tanto, en la medida de lo posible, aceite de coco virgen orgánico.

¡A su salud!.

******************************
Fuentes empleadas por el autor:
  • Rele AS, Mohile RB, Effect of mineral oil, sunflower oil, and coconut oil on prevention of hair damage, Journal Cosmetology Science, mar-abr 2003; 54(2):175-92.
  • Coconut cream natural relaxer: Vídeo.
PARA AMPLIAR O CONTRASTAR:

sábado, 18 de febrero de 2017

Aprenda a leer la taza del water

Advertencia: Este artículo trata sobre un tema tabú: las heces. Es lamentable que reine el silencio sobre esta cuestión, ya que se trata de un tema de salud muy importante y que afecta a todo el mundo.

Las heces son un indicador muy fiable de la salud de nuestro cuerpo. Saber descifrarlas realmente puede salvarle la vida. Quizá a algunos les choque el vocabulario gráfico que hemos utilizado, pero su objetivo es facilitar la comprensión, sin rodeos, eufemismos ni términos complicados.
Empecemos:
¿Le ha pasado alguna vez que después de asomarse a la taza del váter ha pensado: “Caray, ¡lo que ha salido de mi intestino!”?.
Si no ha comido nada recientemente que pueda explicarlo, podría estar indicando una enfermedad grave.
Por eso aquí tiene una “guía topográfica” y un “atlas de especies raras” que pueden salir del intestino. Sería recomendable imprimir esta guía y dejarla encima de la pila de revistas del baño…
De qué están hechas las heces.

De inmediato pensamos en restos de comida. Sin embargo, los residuos evacuados no proceden únicamente de la alimentación. Incluyen también sustancias producidas por el organismo y que van a parar al intestino, como la bilis, los jugos del páncreas, las células muertas de la sangre, el epitelio intestinal (la capa de células que revisten el interior del intestino), las bacterias intestinales, etc.
Todas estas sustancias podrían formar una masa de gran tamaño que se quedaría atascada en el intestino. Pero la naturaleza es sabia: están recubiertas por una capa de mucosa, un producto viscoso, para que se deslicen mejor hacia la salida.
De todas maneras, si las heces pasan demasiado tiempo en el intestino, la mucosa desaparece, las heces se secan y uno se encuentra sentado en la taza empujando como un condenado arriesgándose a que le estallen las arterias carótidas (en el cuello).
Esta clase de sufrimiento no es natural, sobre todo si el objetivo es “aliviarse”. Lo primero que hay que hacer cuando se está estreñido es beber suficiente agua, ya que servirá para ablandar las heces y producir más mucosa.

Descifre las señales que le manda su intestino.

Para algunas personas, lo normal es ir al baño una o dos veces al día. Para otras, el ritmo habitual es aliviarse tres veces por semana, sin que esas diferentes frecuencias reflejen ningún problema en particular.
Lo mismo ocurre con respecto a la forma, el tamaño, la consistencia y el color de los excrementos. No hay patrones absolutos. Puede evacuar heces que representen todo un arcoíris verde, marrón y pardusco sin tener que preocuparse por ello.

¿De dónde procede el color marrón?.
El color dependerá de la concentración de bilis en el organismo.
El hígado produce la bilis, que a continuación pasa al intestino. Está formada por sales biliares (para digerir las grasas), colesterol y otros residuos como la bilirrubina, resultante de la degradación de las proteínas de la sangre, entre ellas la hemoglobina.
Cuando los pigmentos de la bilis son digeridos, su color pasa del verde-amarillento al marrón.
Algunos colores extraños pueden indicar un problema intestinal. Por eso es importante conocerlos.

Amarillo: intolerancia al gluten.
Con frecuencia las heces amarillas pueden ser aceitosas y desprenderán un olor a huevo podrido asociado con el sulfuro de hidrógeno. Aparecen cuando las grasas no han sido desintegradas por la bilis y pasan directamente al intestino.
Atención: las heces amarillas pueden ser síntoma de una mala absorción del gluten, que puede llegar hasta la intolerancia al gluten (enfermedad celíaca). Si es su caso, consulte enseguida con su médico.

Verde claro o verde fluorescente: no hay que preocuparse demasiado.
La presencia de heces de color verde claro se explica por:

  1. Una digestión demasiado rápida. Cuando la comida atraviesa el cuerpo demasiado rápido, los pigmentos de color verde-amarillento de la bilis no se desintegran lo suficiente. Es habitual en los casos de diarrea provocada por la comida rápida.
  2. Una alimentación muy rica en verduras de hoja verde.
  3. Un consumo excesivo de colorantes alimentarios artificiales.
  4. Intolerancia al regaliz. Los caramelos y otros productos de regaliz de ahora suelen estar elaborados a base de anetol (aceite de anís) en lugar de regaliz natural. Las personas intolerantes al anetol pueden expulsar heces verdes y blandas después de consumirlo. También puede darse por un consumo excesivo de estos productos de regaliz a base de anetol, incluso entre las personas que no son alérgicas a éste.
  5. Un tratamiento con suplementos de hierro, que se utiliza para curar la anemia. También puede provocar estreñimiento o diarrea.
Negro: ¿tumor?.
Durante un tratamiento con hierro también se pueden observar heces negras.
Pero cuidado, porque las heces negras (llamadas “melenas”, de melas, que significa negro) pueden revelar una hemorragia digestiva alta (estómago o duodeno) por tumor, úlcera o gastritis aguda erosiva. El color negro se debe a que las enzimas digestivas degradan la sangre tornándola de ese color. Es, en definitiva, sangre "digerida".
Cuando el origen de la hemorragia es un tumor o una úlcera, las heces tendrán aspecto de alquitrán (negras y viscosas) y desprenderán un olor insoportable. En ese caso, es urgente ir al médico.
Las heces negras también pueden aparecer después de una noche en la que se ha consumido un exceso de alcohol de color negro, como por ejemplo cerveza Guinness, amaro italiano o licor de regaliz negro.
Si está tomando salicilato de bismuto vía oral para tratar problemas digestivos o náuseas, también podrá observar heces negras. El salicilato de bismuto se mezcla con pequeñas cantidades de sulfuro presentes en la saliva para formar una sal negra insoluble (sulfato de bismuto) que puede teñir tanto la lengua como las heces.

“Azul de Prusia”.
Las heces azules son una consecuencia rarísima de la ingesta de ferrocianuro de hierro, también denominado “Azul de Prusia”. Este pigmento azul insoluble se utiliza como agente quelante para tratar las intoxicaciones con metales pesados como el talio y el cesio radioactivos.
También se pueden observar heces azules cuando se consumen demasiadas bebidas artificiales de uva con gas o también curasao, un licor azul elaborado con naranjas.

Blanco: problemas en el hígado.
Las heces blanquecinas color arcilla se explican por la falta de bilis. Esta escasez puede proceder de una obstrucción de las vías biliares provocada por un cálculo biliar, una inflamación considerable de las vías biliares o una inflamación del canal linfático a nivel del hilio hepático (la parte del hígado por la que penetran los nervios y vasos sanguíneos).
En caso de obstrucción, la bilis regresa al hígado. En ese caso, no sólo las heces se vuelven blancas, sino que también la orina adquiere un color oscuro. Esto puede igualmente provocar dolores abdominales e ictericia (coloración amarillenta de los ojos y la piel).
Se trata de una situación grave que requiere el consejo de un profesional.
También se observan heces blancas tras la ingesta de papilla baritada (con bario) para un estudio radiológico de contraste del aparato digestivo. Pero en este caso no es grave y desaparece en un par de días.

Rojo vivo: hemorroides… o algo peor.
Las heces manchadas de sangre de un color rojo vivo o la presencia de restos de sangre visibles en el baño indican que la sangre es todavía fresca, pues no le ha dado tiempo a oscurecerse. Eso significa que se ha producido una hemorragia en la parte inferior del intestino, muy cerca del recto. Es la consecuencia de unas hemorroides internas.
Si las heces son completamente rojas, es más probable que se deban a colorantes rojos naturales o artificiales. Se trata de algo temporal que tiene lugar al consumir remolacha, arándanos, zumo de tomate, gelatina roja y bebidas de colores.
Pero ¡ojo!: La presencia de sangre roja en las heces, o tras la defecación, también puede ser signo indicativo de un cáncer colo-rectal. En este caso es obligada una urgente visita al médico de familia o al especialista de aparato digestivo para practicar una colonoscopia diagnóstica.

Burdeos o morado: porfiria.
Las heces adquieren un tono de vino tinto cuando hay exceso de porfirinas.
En principio, las porfirinas participan en la formación de la hemoglobina de la sangre, asociándose al hierro para formar hemo (ferrihemoglobina, resultante de la oxidación de la hemoglobina con presencia de 3 ó 4 átomos de hierro), que permitirá transportar los gases en la sangre.
La porfiria es una enfermedad durante la cual los eritrocitos (o glóbulos rojos) no se convierten en hemoglobina de forma normal. Esta disfunción hace que las porfirinas pierdan su función inicial (la coloración roja de la sangre, ya que las porfirinas son pigmentos sanguíneos).
Para que no causen ninguna molestia, son expulsadas del cuerpo en las heces y en la orina, en donde las encontramos en cantidades anormalmente altas; es entonces cuando les prestan su color morado.
La porfiria es una enfermedad de múltiples manifestaciones clínicas. No es un proceso banal y siempre hay que acudir al médico para un diagnóstico exacto.

Hígado + hemorragia: heces plateadas.
Es perfectamente posible tener heces plateadas. Se trata de una señal preocupante del estado de nuestro intestino. Cuando las heces tienen el color de un viejo candelabro de plata totalmente oxidado, hay que actuar con urgencia, porque ese color plateado pone de manifiesto dos problemas:

  1. La falta de bilis debido a una obstrucción de las vías biliares, lo que causa las heces blancas.
  2. Una hemorragia en la parte superior del tracto gastrointestinal, que origina unas heces negras.
La combinación de estos dos problemas produce heces blancas manchadas de una sangre que ha tenido tiempo de oscurecerse, que es lo que proporciona a las heces ese color plateado característico.
Si se encuentra en esta situación, ¡acuda urgentemente al hospital!.

7 consistencias que debe conocer.

Pero cuando se trata de heces no sólo cuenta el color, sino que la textura es igual de importante. Para hacer un diagnóstico rápido de la textura basta con echar un vistazo.
De media, el producto de la digestión necesita 16 horas para atravesar el intestino antes de ser expulsado. En el trascurso del viaje, el exceso de agua es absorbido por el intestino grueso para proporcionar al recto una materia fecal más compacta. Esta consistencia, sólida pero no firme, permite controlar mejor el flujo de expulsión.
La consistencia de la materia fecal depende de la rapidez con la que la materia atraviesa el intestino. Si es demasiado rápido, será líquida. Si es demasiado lento, formará unas bolitas ultracompactas como cacas de oveja, cabra o conejo (por algo a este tipo de heces se les llama “heces cabrinas”, de cabra). Aquí tiene los 7 tipos de heces más habituales según su textura:

Tipo 1: Bolitas duras claramente separadas unas de otras que se parecen a la caca de oveja, cabra o de conejo, que cuesta mucho expulsar. Es señal habitual de estreñimiento. Hay una completamente natural y está libre de efectos secundarios. Esa maravilla que está a punto de cambiar su vida digestiva es una planta y se llama boldo.
Tipo 2: Bolitas de Tipo 1 agregadas unas a otras como chorizos. Son más fáciles de expulsar que las de Tipo 1, pero aún así se necesita hacer un gran esfuerzo. Es una señal un poco menos grave de estreñimiento.
Tipo 3: Heces en forma de chorizo con pequeñas grietas en la superficie. Es casi la caca ideal, quizá un poco demasiado seca. Si tiene una tendencia natural a estar estreñido, su objetivo es éste, siempre y cuando sea fácil de expulsar. Si necesita empujar mucho, aún no ha llegado a ese punto.
Tipo 4: Es la perfección personificada, ¡el Rolls Royce de las cacas!. Con su aspecto de babosa, su forma definida, su superficie lisa y su recubrimiento de mucosa… es como para que su dueño se sienta orgulloso. Se expulsa con facilidad. Si es su caso, ¡felicidades!, pues es señal de una buena salud intestinal.
Tipo 5: Pequeños trozos muy blandos con los contornos bien definidos. Se expulsan con facilidad. Es una materia tal vez demasiado blanda, aunque aún no entra dentro de la categoría de diarrea. Tampoco es señal de un funcionamiento óptimo del intestino.
Tipo 6: Si tiene la sensación de estar expulsando barro con pequeños trozos blandos de contornos irregulares, que se acumula a montones en la taza, es un caso de diarrea moderada.
Tipo 7: Líquido, casi aceitoso, sin ningún trozo sólido. En ese caso no hay duda que valga: es claramente diarrea. Si de repente siente como si le fuera a explotar el intestino y sale corriendo al baño, con los glúteos apretados, prepárese para este tipo 7. No avisa. No espera. Es mejor no pasarse de listo.

Para recordar.

No se trata de que realice el diagnóstico de una enfermedad usted solo simplemente interpretando las heces. Consúltelo siempre con su médico.
Sin embargo, sí es conveniente echar un ojo a la cantidad, la consistencia y el color de las heces, pues es el barómetro de nuestra salud intestinal.
En cualquier caso, no hay que olvidar que sentarse en la taza al estilo occidental no es la posición natural para hacer nuestras necesidades.
Estamos hechos para ir al baño en cuclillas. Es la posición que permite liberar al colon de la influencia del músculo puborrectal. Así se queda alineado con el recto, lo que facilita enormemente la evacuación de las heces, en línea recta.
Las personas con tendencia a estreñirse pueden hacerse con un pequeño taburete de 20 cm de alto y colocarlo delante de la taza del baño. Al poner los pies encima conseguirán adoptar la posición agachada natural para ir al baño, lo que facilita enormemente las cosas.

¡A su salud!.
Juan-M. Dupuis
******************************
Fuentes empleadas por el autor:

domingo, 12 de febrero de 2017

Los puntos sobre las íes

Hace unas semanas, cuando la gripe estaba en todos los telediarios ante la expansión de la onda epidémica y la reiteración de las tesis de las autoridades sanitarias de que “la vacunación es la mejor medida de prevención” surgieron también muchas dudas acerca de esa supuesta utilidad y hasta necesidad de que todo el mundo sea vacunado.
En esta entrada vamos a dar argumentos que no hacen sino ahondar en esa realidad: la vacuna de la gripe no sirve para nada, salvo para engrosar los caudales de las farmacéuticas.

Una vacuna en tela de juicio.

No somos los únicos que opinamos que esta vacuna es inútil. La vacunación frente a la gripe es una de las más cuestionadas por la literatura científica independiente. Prueba de ello es que uno de los grupos más informados y con criterio a los que se aconseja la vacunación, el de los médicos y enfermeros, apenas se vacuna (según distintas estadísticas, sólo lo haría entre el 15 y el 25%).
El proceso de elección de los componentes de la vacuna es muy complejo y azaroso lo que hace que la eficacia de la vacuna sea increíblemente baja.
Hay un estudio científico especialmente significativo sobre esta vacuna que ha sido publicado por Cochrane Collaboration, un grupo independiente formado por más de 31.000 médicos y científicos repartidos por 120 países cuyos trabajos de análisis tienen reconocimiento internacional y se publican en las revistas médicas más exigentes, y que ocupa un puesto en la asamblea de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Pues bien, la conclusión de su estudio Vaccines forpreventing influenza in healthy adults es la siguiente:
“Las vacunas frente a la gripe tienen un efecto modesto para reducir tanto los síntomas de la gripe como los días de trabajo perdidos. No hay evidencia respecto a que tenga ninguna influencia en las complicaciones de la gripe, como la neumonía o su transmisión”.
Al final de este texto encontrará, como siempre, la fuente en la que puede consultar el estudio (en inglés). Si usted tenía alguna esperanza de que la vacuna sirviera para algo, sin duda la lectura de este estudio se la disipará.
Todo lo que se publica en Tener S@lud como en otras revistas (Salud Alter Natura, Plantas & Bienestar y Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar) está fundamentado en la evidencia científica. La verdad a veces obliga a tener que contradecir la opinión mayoritaria o la oficial, pero ésa es una tarea fundamental: ofrecer criterios para la reflexión y análisis crítico de la realidad. Aunque pueda parecer una lucha desigual al estilo del enfrentamiento entre David y Goliat.
¿Y qué hace el gigante Goliat?. Pues lo que refleja el artículo “Gripe: marketing de la vacuna mediante el marketing de la enfermedad” (Influenza: marketing vaccine by marketing disease), publicado en la revista científica British Medical Journal (BMJ), donde se recuerda que: “la promoción de las vacunas contra la gripe es una de las políticas de salud pública más visibles y agresivas de la actualidad”.
Tras analizar las técnicas de marketing que subyacen en su promoción, el estudio concluye afirmando que “la vacuna podría ser menos beneficiosa y menos segura de lo que se ha afirmado, y la amenaza de la gripe parece exagerada”.

ALERTA GRIPE. Lo que no le cuentan.

Urgencias colapsadas, bajas laborales, pacientes en cama, ingresados en hospitales… y fallecimientos, también fallecimientos, pues muchas personas no consiguen superar la gripe cada año en nuestro país y mueren.
Esta imagen del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España refleja el nivel de difusión actual de la enfermedad en todo el territorio:

LEYENDA DE COLORES: Verde: Nula; Amarillo: Esporádica; Violeta: Local; Rojo: S.Epidémica.

Desde que comienza la fase de ascenso de la onda epidémica hasta que se alcanza el pico pasan unas cuatro semanas. La actual epidemia se ha adelantado seis semanas respecto a los últimos años, despistando un poco a las autoridades sanitarias, pues la gripe sigue un patrón temporal muy similar todos los años.

¿Significa eso que siempre es la misma gripe?. En absoluto. 
Éste es el virus de la gripe:
El virus de la gripe que ataca todos los años no es un solo virus, sino unos 300 virus distintos. Existen tres tipos de virus gripales que afectan a las personas, A, B y C, divididos a su vez en subtipos. El virus A es el principal causante de las epidemias que se producen cada año, el B se presenta generalmente en brotes más localizados y el C sólo provoca infecciones poco importantes y en casos aislados.
Además, los virus no dejan de mutar, no ya de año en año, sino incluso más veces a lo largo de una sola temporada. Así que se trata de un enemigo altamente ofensivo y tremendamente ingenioso, capaz de copiar el material genético de las células sanas del organismo en el que se introduce y parasitar las cadenas de producción de proteínas para poder reproducirse en su interior.
La hemaglutina es la “llave maestra” que utiliza. Cuando el virus entra en un organismo sano, busca en la superficie de las células de las mucosas respiratorias la “cerradura” con la que “abrirlas”, que es una molécula llamada ácido siálico. Cuando la encuentra, la hemaglutina se une a ella y franquea la “puerta” al virus, que llega al interior mismo de la célula y comienza allí toda su actividad infecciosa en el organismo al que ha llegado.
Los virus de influenza A se dividen en subtipos según dos proteínas de la superficie del virus: la hemaglutinina (H) que acaba de ver y la neuromidasa (N).
Hay 18 subtipos diferentes de hemaglutinina (H1 hasta H18) y 11 subtipos diferentes de neuromidasa (N1 hasta N11) y además se dividen en diferentes cepas.
Los virus de la influenza B no se dividen en subtipos pero pueden dividirse en líneas y cepas.
Los nombres que los científicos ponen a los virus siguen una nomenclatura que utiliza los siguientes componentes:

  1. El tipo antigénico (A, B, C).
  2. El huésped de origen (porcino, equino, pollo, etc). No se da nombre de húesped en los virus de origen humano.
  3. Origen geográfico (Denver, Hong Kong, Taiwán, etc.).
  4. Número de cepa (3, 7, etc.).
  5. Año de aislamiento (2009, etc.).
  6. Para los virus de influenza A, la descripción, entre paréntesis, de los antígenos hemaglutinina y neuromidasa (como (H1N1), (H5N1), etc.).
Además, el virus de la gripe es algo así como un “supervirus mutante”. Para cuando una persona infectada ha desarrollado anticuerpos que le protegen (y que impedirían volver a contagiarse de ese virus durante un tiempo), el virus ya ha cambiado y esa persona ya no tiene protección.
Y eso que miles de médicos e investigadores repartidos por todo el mundo y conectados entre sí (por países, por continentes y finalmente reportando a la Organización Mundial de la Salud -OMS-) conforman una inmensa red de vigilancia epidemiológica y clínica con un único objetivo: seguirle de cerca la pista para identificar patrones de la enfermedad con los que intentar sacarle ventaja y predecir cómo será la enfermedad al año siguiente.
Con ello pretenden crear una vacuna efectiva para el año siguiente.
Todos los años, expertos de la OMS intentan anticiparse a los nuevos disfraces del virus. Recopilan los datos procedentes de los 110 centros centinela de vigilancia epidemiológica de la gripe repartidos por todo el planeta e intentan predecir cómo será el virus de la próxima gripe estacional. Una vez identificada la composición probable del virus, escogen los antígenos que van a formar la vacuna. Esta decisión se toma todos los años en febrero y afecta a la vacuna del año siguiente para los países del hemisferio Norte, como el nuestro.
El problema es que los investigadores que tienen la difícil tarea de determinar la naturaleza de la futura vacuna tienen un riesgo elevado de equivocarse.
¿Cree que aciertan cuando diseñan la vacuna, ésa que anuncian todos los años a bombo y platillo y que supone la gran apuesta de salud colectiva frente a la gripe?. Desgraciadamente, una de cada dos veces, las cepas del virus que se han integrado en la vacuna no son las que acaban circulando.
Otro problema práctico importante es si existe un buen virus para producir las vacunas. Es decir, no sólo debe ser concordante con los que se espere que circulen el año siguiente, sino que debe poder aislarse y cultivarse en gran cantidad (lo que suele hacerse dentro de huevos de gallina fecundados) para la producción de las vacunas, que a su vez deben estar disponibles para cuando comiencen las campañas de vacunación. Todo un desafío que incluye retos científicos, de tiempo y hasta de producción industrial.
La vacuna de la gripe es uno de los mayores fiascos de la medicina moderna. Falla más que una escopeta de feria.
Hay años que las vacunas consiguen proteger algo, otros pocos y otros nada, algo que sólo se sabe al terminar cada temporada. Pues una cosa es la eficacia de una vacuna y otra la eficiencia; la primera se mide en condiciones controladas, mientras que la segunda se establece con observaciones de campo, y puede haber mucha distorsión de los datos.

¿Una prueba?.

De los pacientes que han enfermado de gripe este año (algunos de ellos han fallecido y otros la han superado) pertenecientes a los grupos recomendados de vacunación por las autoridades sanitarias y que son controlados por el Sistema de Vigilancia de la Gripe en España, casi la mitad (exactamente el 46%) estaban vacunados, según los datos hechos públicos esta misma semana. Es decir, que los que hicieron caso a las recomendaciones oficiales y obedientemente se vacunaron, enfermaron de gripe exactamente igual que si no se hubieran puesto la vacuna, una vacuna que aunque creían les protegía sin embargo no sirvió absolutamente para nada. A la vista de estas cifras lo que deduzco es que es totalmente indiferente vacunarse o no.
Porque teniendo en cuenta el azaroso procedimiento de fabricación de las vacunas, la mutación del virus y la pérdida de eficacia del sistema inmunitario de las personas con la edad, la única realidad estadística es ésta: en el mejor de los casos, las vacunas en las que invierten tanto dinero y esfuerzo las autoridades sanitarias servirán para proteger frente al 50% de las afecciones respiratorias susceptibles de afectar a cada persona cada invierno, y en el peor… ¡apenas al 10%!.
A la vista de ese panorama, está claro que la vacunación no es la panacea frente a la gripe que las autoridades sanitarias quieren hacernos creer. Es mejor apostar por un camino alternativo, a base de vitaminas, “bacterias buenas” y la alimentación adecuada para que los virus de la gripe pasen de largo por su lado sin afectarle.

¡A su salud!.
******************************
Fuentes empleadas por el autor:

  • “Vaccines for preventing influenza in healthy adults”. Vittorio Demicheli, Tom Jefferson, Lubna A Al-Ansary, Eliana Ferroni, Alessandro Rivetti, Carlo Di Pietrantonj. First published: 13 March 2014. DOI: 10.1002/14651858.CD001269.pub5. Cochrane Database of Systematic Reviews. Cochrane Library.
  • “Influenza: marketing vaccine by marketing disease”. British Medical Journal (BMJ) 2013; BMJ 2013;346:f3037
PARA AMPLIAR O CONTRASTAR:

lunes, 6 de febrero de 2017

¿Problemas de próstata?

Si usted (o su padre, su marido o alguien de su entorno cercano) es hombre y tiene 50 años o más, hay muchas probabilidades de que sufra molestias por tener la próstata algo más grande de lo normal.
Y si no las sufre (o si aún es joven), probablemente algún día las sufrirá. Y es que con la edad la próstata crece de manera casi irremediable. De hecho, se calcula que entre los 40 y los 60 años, la mitad de los hombres tiene una próstata demasiado grande, un porcentaje que aumenta hasta el 90% en el caso de los hombres mayores de 80 años.

martes, 31 de enero de 2017

Artrosis: remedios naturales sin efectos secundarios

La artrosis es una enfermedad muy extendida que afecta a más del 15% de la población española, unos siete millones de personas.
Para la industria farmacéutica, la artrosis ha sido la gallina de los huevos de oro, explotada y sobreexplotada hasta que estalló el escándalo del Vioxx, un medicamento antiinflamatorio recetado contra los dolores producidos por la artrosis y que finalmente fue retirado del mercado el año 2004 por sus peligrosos efectos sobre el corazón.
Cuando usted sufre de artrosis, una o varias articulaciones de su cuerpo están doloridas e inflamadas. Cada pequeño movimiento le hace sufrir, y supone tener que decir adiós a los deportes de pelota, al baile, al esquí o al tenis, por ejemplo. Y ni mencionar otros deportes como el atletismo, el judo, el kárate o el levantamiento de pesas.

miércoles, 25 de enero de 2017

¿Tiene alto el colesterol?

¿Tiene alto el colesterol?. ¿Toma estatinas?. ¿No tendría que cambiar de médico…?.
La sugerencia de cambiar de médico es del doctor Michel de Lorgeril y del profesor Philippe Even, auténticos expertos en la materia. Y no pueden ser más claras ni resumir mejor su postura frente a las estatinas; éstas demuestran ser medicamentos ineficaces, inútiles y tóxicos. Así que, ¿por qué no ir con la verdad por delante?.
Las estatinas son la gran mentira en el campo de la salud… y también el gran negocio; un pingüe negocio para las farmacéuticas que las fabrican y también para los laboratorios de análisis, por los continuos controles a los que se someten los pacientes.
Las estatinas no sólo son ineficaces para reducir la mortalidad cardiovascular que se asocia tradicionalmente al colesterol, sino que, sobre todo, son tóxicas.
Actualmente ya no quedan dudas al respecto, puesto que los últimos estudios científicos señalan que los medicamentos para el colesterol podrían aumentar el riesgo de:

jueves, 19 de enero de 2017

8 beneficios del jengibre

La cúrcuma es una de las especias estrella de la cocina. Posee un potente poder antiinflamatorio y es eficaz contra la artrosis y para prevenir el cáncer, entre otros beneficios.
Hoy presentamos a uno de sus “primos”, el jengibre, otro producto ideal por la facilidad con la que puede incluirse en los platos (encontrará ideas de deliciosas recetas al final del artículo) y por las numerosas virtudes medicinales que posee:

1. Contra los dolores de la artrosis.
El jengibre es antiinflamatorio. Un amplio estudio sobre la artrosis de rodilla ha demostrado que es capaz de calmar el dolor en apenas 24 horas.

viernes, 13 de enero de 2017

Serrapeptasa: un potente antiinflamatorio natural

Existe una alternativa natural a la aspirina, al paracetamol, al ibuprofeno, al diclofenaco (voltarén) y a otros antiinflamatorios no esteroideos. Se trata de una enzima proteolítica (que parte las proteínas) llamada serrapeptasa.
La produce una bacteria del intestino del gusano de seda, y sirve para disolver la pared del capullo y así permitir al gusano de seda liberarse.
En las personas, la serrapeptasa libera al cuerpo de todos los tejidos muertos sin atacar las células vivas del entorno.

sábado, 7 de enero de 2017

Congelar, descongelar... ¿volver a congelar?

Todos sabemos que no se puede congelar de nuevo un alimento que ya ha sido descongelado. La industria alimentaria está obligada a indicar en los envases que un producto es descongelado, lo que sirve al consumidor para saber que no debe volver a congelarlo. Pero, ¿por qué es así exactamente?.

Cuando pregunto a gente cercana veo que han adquirido este hábito, pero sin comprender su fundamento… casi como una superstición.

domingo, 1 de enero de 2017

Manual de uso para comer una manzana

Cerca de un tercio de la producción mundial de manzanas termina en la basura sólo porque lo habitual es no comerse el corazón de esta fruta. ¡Se trata de un desperdicio enorme!.

Pero lo cierto es que esto no es reprochable, ya que comer el corazón de la manzana entraña dos importantes inconvenientes:
  1. Restos entre los dientes. Las membranas duras y cortantes pueden quedarse atrapadas entre los dientes, una situación desagradable que incluso puede hacer sangrar las encías.
  2. Cianuro en las pepitas. Las pepitas de manzana tienen un fuerte sabor amargo y, como ya sabe, la mayoría de malos sabores en la naturaleza sirven para alertarnos ante una sustancia peligrosa. Este también es el caso, puesto que las pepitas de manzana son ricas en cianuro.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Análisis para conocer cómo está nuestro organismo

Un análisis que no hace la Seguridad Social ni cubre su seguro… pero que es esencial para su salud.

Mediante un simple análisis de sangre y otro de orina es posible obtener información decisiva que nos indique el estado de nuestro organismo a partir de unos indicadores concretos que alertan sobre el riesgo de sufrir cataratas, cáncer, diabetes, insuficiencia renal, alzhéimer o párkinson, entre otras graves enfermedades.
De esta forma podríamos saber, con años de antelación, lo que nos espera en el horizonte, y ajustar nuestra forma de vida en consecuencia, tomando medidas de protección si fuera necesario.
Y eso aunque nuestro estado de salud aparente sea bueno, pues estas pruebas biológicas en una persona sana podrían arrojar un resultado tan patológico como en el de una persona enferma. Y eso es lo interesante: que permitirían poner remedio antes de que fuera demasiado tarde.