viernes, 1 de agosto de 2014

Comunicar y comunicar-nos

No basta con hablar correctamente, no basta con escribir bien, no basta con ser un genio de las tecnologías o un malabarista de los diferentes medios de comunicación... si resulta que cuando cerramos ese aparatito que manejamos tan diestramente... resulta que no nos ha permitido COMPARTIR con quien está a nuestro lado físicamente o incluso nos HA AISLADO de quienes siempre estuvieron ahí, a nuestro lado.

Les invitamos a ver el siguiente vídeo:



Reivindicamos la sencillez... pero ¿en qué dirección vamos?.

Porque la estamos perdiendo, la estamos barriendo de nuestro lado:
  1. Burocratizamos la ENSEÑANZA:
    • Forzamos al profesorado a tener entre manos un ordenador para evaluar constantemente al alumnado... y así vamos poniendo "cosas" entre los docentes y nuestros hijos cuando el trato directo es la mejor herramienta en la educación.
    • Obligamos a hacer mil informes por escrito de cualquier cosa, cambiar sus programaciones todos los años de principio a final como si todo lo anterior no sirviera absolutamente para nada y fuera totalmente obsoleto.
    • Restringimos, sin embargo, su tiempo para sencillamente compartir actividades y disfrutarlas, aprender y enseñar a saborearlas; los profesores ya no tienen tiempo para eso, no les dejamos ir más allá de lo puramente mecánico y "supuestamente objetivo" (salvo que estén dispuestos a no dormir ni dedicar tiempo a sus respectivas familias para cumplir con los sistemas educativos "modernos", al menos en España eso está sucediendo desde hace algunos años).
  2. Burocratizamos la SANIDAD:
    • Para combatir, supuestamente, el fraude farmacéutico ahora las recetas tienen caducidad y si te pasas un solo día para comprar el medicamento correspondiente las farmacias ya no te lo dan: el sistema informático lo impide y saltarse esa burocracia es castigarse a sí mismos aunque vean que es una absoluta necesidad. El paciente debe volver al médico, pedir cita nuevamente -para cuando se la den- y mientras tanto... sin medicación.
    • Si vas a urgencias no te dan medicación alguna ni recetas que tengan descuento en la Seguridad Social; has de ir al día siguiente al médico de cabecera para confirmar el tratamiento que te diagnosticaron en URGENCIAS porque, dicen "todo eso debe estar registrado informáticamente" y el sistema no les permite realizar eso desde URGENCIAS.
    • Y si acudes a una cita médica y no hay conexión a internet... sencillamente no te atienden... Y da igual cómo estés o el tiempo que hayas esperado este momento.
  3. Burocratizamos el derecho al TRABAJO:
    • Ya no sirve visitar empresas, solicitar entrevista o bien entregar C.V. en mano. Ahora: o tienes acceso a internet para enviarles o colgar tu C.V. o bien olvídate de presentar tu candidatura a lugar alguno.
    • Te piden en toda entrevista de trabajo, cuando la tienes, que aportes un número de móvil y si no lo tienes... hay problemas porque "no te pueden enviar mensajes de texto"; por supuesto también deberás tener correo electrónico, etc...
  4. Burocratizamos TODO:
    • Imaginen lo que sucedería si no funcionara más internet en los bancos, o en las administraciones públicas. ¿Vieron lo que sucede cuando también a ellos "se les cae la red"?.
    • Lo mismo en el transporte (metro, avión, etc...), red de transporte dirigida por ordenador.
    • Idem en...
¿Por qué, para qué?.

Quienes manejan los hilos del sistema lo conocen muy bien: su por qué y sobre todo su PARA QUÉ. No vamos aquí a seguir con el alegato cuestionando un sistema que a todas luces es nefasto, antinatura, degradador de la dignidad humana y de la calidad de sus relaciones porque lo que nos interesa ahora es "buscar alternativas" a esta situación para poderle dar la vuelta.

Algunas ideas.

Para los ámbitos docente, sanitario, empresarial, administrativo,... habría que aportar propuestas que ya están planteadas pero a las que no se les está haciendo mucho caso para evitar ese gran daño que se está haciendo y prevenir riesgos en los que estamos incurriendo.
Para nosotros mismos es lo que apuntamos a continuación:
  1. Sí estás con un grupo de amigos o rodeado de tu familia, dedica ese tiempo a CRECER en relación con quienes están a tu lado.
  2. Utiliza el móvil, si lo tienes y si no... no pasa nada: se puede vivir perfectamente bien sin él; que sea para encontrarte con las personas físicamente y cuando eso sea... apágalo.
  3. Si has de hacer un trabajo de investigación sobre algo... puedes buscarlo en internet... pero ¿y si lo haces en equipo con alguien más y en la biblioteca pública?.
  4. Si tienes un cargo importante en una empresa, facilita las entrevistas personales, el que todo el mundo tenga acceso a una posibilidad, tenga o no medios económicos para la conexión a internet.
  5. Si eres docente... haz lo que te manden los que "dicen que entienden" y cree en tus alumnos, digan las notas lo que digan, hasta que regrese el sentido común, aquél de nuestros maestros que no sabían ni de CC.BB. ni rúbricas ni de tanto informe... pero eran maestros y no simples administrativos de aula.
  6. Si eres profesional de la salud... entiende que atiendes a PERSONAS y no sólo números o expedientes; no te dejes domesticar por esa maraña que deshumaniza lo más sagrado: el derecho a la vida.
  7. ...
"Dale al ordenador, al móvil, a internet,... la utilidad que sea precisa pero NUNCA los antepongas ni solapes cuando tengas ocasión de VIVIR lo presencial".
Ésta debiera ser en todo nuestra máxima al respecto. No están mal las tecnologías, podemos sacar de ellas grandes beneficios pero CON CUIDADO: evitemos depender de ellas, evitemos que ellas nos aparten de quienes más cerca estaban, evitemos que ellas nos sirvan de parapeto en nuestras dificultades de relación... porque si no tomamos estas precauciones acabaremos dependiendo totalmente de ellas y en lugar de ser un instrumento a nuestro favor... nosotros seremos un juguete de quien nos quiera mangonear a través de ellas.

¡¡Disfruten de ustedes mismos!!.