sábado, 22 de marzo de 2014

SED

Durante el mes de febrero y marzo hemos ido publicando artículos que giraban en torno a las "dificultades por las que atraviesan las familias en sus relaciones interpersonales".
A veces esas dificultades se han resuelto o se superan a través del mejor instrumento: una COMUNICACIÓN honesta, amplia, auténtica entre los miembros de la pareja y de ellos con el resto de la familia, especialmente con sus hijos, expresada no sólo con las palabras sino también con el AMOR incondicional entre ellos.
Otras veces el camino se hace muy difícil, duro, lleno de encontronazos,... y estas familias sufren el distanciamiento, a veces la violencia expresada en múltiples enfrentamientos que en nada tienen que ver con su compromiso de amarse mutuamente, acaban por generar un gran pesimismo, falta de confianza,... del que se hace luego muy difícil salir.
En ocasiones ese desencuentro es tal que acaban sucumbiendo y optar por la separación o el divorcio.

No siempre las ayudas externas son efectivas o son bien aprovechadas (a veces ni siquiera se sabe de ellas, no se descubrió a tiempo todo el bien que esos recursos externos [Orientación familiar, Terapia familiar, Mediación familiar] podrían haber aportado)... y la ruptura total se acaba produciendo.

¿Qué pasa a continuación?.

Para la Comunidad Cristiana no hay puertas cerradas y nadie tiene porqué sentirse ni verse excluído. Más bien al contrario: es en los momentos de dificultad, en los tiempos de dura prueba, es cuando más cercanos hemos de estar unos de otros pues para Dios TODOS SOMOS HIJOS, Él es Padre DE TODOS.

Todos conocemos casos de separaciones de matrimonios y cómo eso es causa de sufrimiento de dichas parejas. Y cómo esa situación afecta a su fe. Muchos se sienten rechazados por la Iglesia y así se les oscurece lo que sería esencial para vivir.
La Diócesis quiere salir a su encuentro y ayudarles. Para eso se ha creado el grupo SED.
Adjuntamos a continuación una convocatoria por si les parece hablar e invitar a alguna persona o pareja.
Un saludo y seguimos intentando ayudar a la familia en esta situación. Con esperanza.
José Hermógenes.


Para más información: http://cof2000.blogspot.com.es/