jueves, 17 de octubre de 2013

Para relacionarnos bien

Los equipos docentes valoran en alto grado el que entre los padres y madres de los niños y niñas exista una comunicación amplia y que pueda abarcar todos los aspectos relacionados con nuestros hijos; no es afán de cotilleo, no es interés por fisgonear en las vidas personales,... es necesidad de comprender situaciones que se dan y ante las que conviene tomar postura lo más adecuada posible a las necesidades que los niños y niñas presentan para poder después intervenir de la manera más adecuada posible.
Para establecer esa comunicación los centros escolares disponen de varias fórmulas que la facilitan:

REUNIONES DE PRINCIPIO DE CURSO. En ellas el equipo docente se presenta a las familias, informa de todas las cuestiones relacionadas con el nuevo curso y plantea todas las cuestiones que afectarán tanto a los padres y madres como al alumnado y también por supuesto al propio centro.
  1. Como son reuniones "informativas" y de gran contenido, son más bien expositivas; no hay espacio apenas para cuestiones particulares.
REUNIONES DE CICLO O DE NIVEL.
Son las que convocan los tutores en las que se entra en detalles de los objetivos que se pretenden en ese ciclo o nivel; en ellas se explica lo que se va a hacer en concreto con el alumnado de ese ciclo o nivel, los medios que van a ser necesarios, la forma de desarrollar ese trabajo,...

  1. Aunque también son informativas sin embargo permiten mucha mayor participación por nuestra parte; además, al tratarse de grupos de alumnos más pequeños también somos menos en el espacio en el que estemos, las cuestiones personales son también mucho más similares y, por lo tanto, ello facilita mucho más la comunicación.
  2. Aprovechemos bien este espacio para resolver dudas, plantear propuestas,... que vayan en beneficio del grupo de alumnos perteneciente a ese ciclo o nivel.
ENTREVISTAS PERSONALES
Todo el profesorado coincide en afirmar que "si hubiera una mayor y mejor comunicación padres-profesorado la educación de los niños y niñas podría mejorar bastante más, ya que ello permitiría trabajar más en equipo,mejor coordinados y apoyándonos mutuamente". Por lo tanto -en líneas generales- ellos sugieren que "al menos tengamos una entrevista trimestral con el tutor o tutora de nuestros hijos", haya o no problemas que justifiquen ese contacto personal.
  1. A las familias nos convendría tener una entrevista con el tutor o tutora al principio de curso (mes de octubre es el ideal) de manera que podamos trazar conjuntamente el plan de trabajo con nuestros hijos lo más coordinado posible. Otra al principio del 2º trimestre y la última al inicio del último trimestre.
  2. Conviene hacer estas entrevistas siempre al inicio y no al  final porque es cuando tenemos ocasión de planificar, prever dificultades y afrontarlas juntos; no sirve de mucho hacer esto ya a toro pasado, salvo que en esa entrevista planifiquemos las cosas mejor de cara al siguiente trimestre, viendo ya los resultados del que está  terminando.
  3. Sea como fuere, siempre que veamos conveniente tener una entrevista personal, por las razones que fuere, planteemos esa necesidad a través de la agenda escolar que nuestros hijos tienen, pidamos cita para un día y hora en que ambas partes podamos y listo.
CONTACTO DE CADA DÍA. Es el más utilizado especialmente en Educación Infantil. Los padres y madres acompañamos a los hijos prácticamente hasta el interior de su aula; mientras se va produciendo el "transvase" de la casa a la escuela, se va colocando la mochila en su lugar, etc... tenemos unos minutos  para poder intercambiar algún mensaje con la tutora o tutor del grupo-clase.

  1. No es un momento adecuado para abordar cuestiones que requieran tiempo, por su amplitud y porque el asunto pueda ser delicado o requiera mayor intimidad, pero sí para lo dicho: intercambiar las informaciones más urgentes o que no pueden esperar a otro momento (para mayor  amplitud o  profundidad busquemos la fórmula de la ENTREVISTA PERSONAL pactada entre ambas partes).
  2. También sirve este instante fugaz para compartir el seguimiento de nuestros hijos de un día para otro; hay a veces situaciones que requieren esto: "¿Cómo le ha ido hoy?, ¿ha mejorado respecto de lo de ayer?,...".
ACTIVIDADES ABIERTAS A LAS FAMILIAS. Son los "festivales", celebraciones de días especiales en los colegios en las cuales tengamos cabida los padres y madres.
  1. Puede parecer que ahí sólo somos espectadores de las actuaciones de nuestros hijos y a lo sumo podemos aplaudir sus habilidades y trabajos realizados, pero son espacios más sosegados -eso sí- para conversar distendidamente con el profesorado en lo que se llama "conversaciones de pasillo".
  2. Aprovechemos también estos espacios, tanto por el bien que les hacemos a nuestros hijos con nuestra presencia como por la oportunidad de ampliar un poco más ese contacto familia-escuela.
  3. Si existe la posibilidad de preparar esas actividades especiales contando con nosotros... aprovechemos también esta ocasión, siempre que nos sea posible; es otra manera de interactuar y normalizar una relación que nos interesa a todos.
COLABORACIÓN EN EL AULA.
En el aula el profesorado va desarrollando su trabajo docente con nuestros hijos abordando todos esos temas, propiciando el conocimiento, desarrollando las capacidades de nuestros hijos,... ellos son profesionales en esta labor, pero...
  1. Se da cada vez más la posibilidad de que los padres y madres podamos un día -de común acuerdo entre nosotros y el centro escolar y del profesor o tutor correspondiente- que podamos colaborar en la explicación de algún contenido o acudir al aula en la fecha y hora convenidas para informar sobre algo que previamente ya hemos preparado conjuntamente con el profesor o tutor del grupo-clase.
  2. Aparte de ser esto algo que contribuye a la formación de nuestros hijos, aporta "novedad", suscita mayor interés (es algo que sale de lo normal o cotidiano) y ello favorece la buena disposición de todo el alumnado); además de esto, puede ser para nuestros hijos una muestra clarísima de la importancia que damos a su formación en la escuela.
ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES. Por desgracia en no pocos centros escolares hay cada vez menos oferta de actividades extraescolares debido a la falta de presupuesto (y no hay presupuesto porque ya no hay subvenciones apenas y muchas familias tampoco pueden costear el pago de unos monitores que harían encantados esta labor); pero los padres y madres podemos hacer algo:
  1. Puesto que cada cual tiene sus habilidades y saberes (unos saben de informática,  otros de idiomas, otros de arreglar ropa, reparar un roto o un descosido,... a otros les encanta el deporte y podrían organizar una actividad,...) y atendiendo a unos criterios de actuación que puedan ser comunes podríamos atrevernos a organizar diversas actividades en los centros al menos durante un trimestre, uno o dos días a la semana.
  2. No tenemos dinero pero ahora tenemos tiempo. Si lo compartimos, aún incluso lo más pequeño, podremos realizar un gran bien a nuestros hijos y esto puede generar en todo nuestro entorno otra manera de entender el trabajo: mucho más solidario, con muchos más y mejores valores.
...
CUESTIONES PARA NUESTRA REFLEXIÓN Y DIÁLOGO:
  • ¿De qué otras maneras se nos ocurre que podríamos hacer crecer la buena relación familia-escuela?.
  • ¿Cuáles de las mencionadas te parecen las más eficientes o más nos están sirviendo?, ¿cuáles no hemos explorado todavía pero nos parecen interesantes y posibles?.
  • ¿Qué pediríamos a los centros docentes y a las administraciones públicas o privadas para favorecer esta mayor relación y mejores frutos para nuestros hijos?.
  • ¿Qué objetivos nos parece que persigue esta idea de "relacionarnos más y mejor la familia y la escuela"?. ¿Son éstas las maneras de conseguirlo o son otras?.
  • ¿Qué podríamos hacer para animar a aquellas familias a valorar esto cuando observamos que sólo acuden al colegio "cuando hay problemas" o al principio y final de curso como mucho?.
PARA AMPLIAR, CONTRASTAR O  PROFUNDIZAR: