lunes, 4 de junio de 2012

Educar en el cuidado del Medio Ambiente

Hay sobre el tema del "Medio Ambiente" una enormidad de documentación y reflexiones bien hechas, objetivas como para tener muy clara ya la postura que nos conviene tomar al respecto.
La cuestión ahora es el "cómo transmitimos esta concienciación a nuestros hijos":
Pasar de la teoría a la práctica.
Coherencia con nosotros mismos.
Empecemos nosotros, los adultos, en "dar ejemplo" de:
a)- CUIDADO DE NOSOTROS MISMOS:
  • ¿Somos fumadores?.
  • ¿Tenemos alguna adicción al alcohol o a otras drogas, aunque sea "de fin de semana"?.
  • ¿Estanos enganchados a alguna red social, televisión o alguna otra práctica que por abusiva nos esté haciendo algún daño a nosotros o influye negativamente sobre nuestro entorno más cercano?.
  • ¿Existen otras prácticas o actitudes que nos estén perjudicando?.
Si a cualquiera de estos puntos hemos dado un SÍ... entonces hay que empezar por ahí, por dar muestras de "cuidar nuestro Medio Ambiente más cercano: nosotros  mismos".
b)- CUIDADO DE NUESTROS ESPACIOS MÁS CERCANOS:
  • ¿Separamos los desperdicios en casa ya clasificándolos según su composición: metal-plástico, papel-cartón, vidrio, pilas, aceites ya muy quemados, bombillas de bajo consumo y fluorescentes, pilas o baterías ya gastadas, basura orgánica?.
  • ¿Botamos esas basuras luego a los contenedores públicos correspondientes?.
  • ¿Reutilizamos, reparamos,... prefiriendo eso al "usar y tirar"?.
  • Cuando vamos al monte, a la playa, vamos por la calle,... ¿somos de los que se llevan las basuras que producimos a casa para echarlas luego donde corresponda?.
  • ...
Si hemos dado un SÍ a todas ellas... se puede decir que al menos hacemos nuestra parte y estamos ya dando referencia a nuestros hijos y a otras personas de lo que es posible hacer sin que se nos caigan los anillos.
c)- REIVINDICACIÓN DE MEJORAS INSTITUCIONALES EN MATERIA DE M.A.
Si estamos convencidos de la importancia de cuidar el Medio Ambiente, lo propondremos también a los demás, especialmente a nuestras autoridades civiles y servicios públicos.
  • ¿Planteamos esto en las reuniones de nuestra Asociación de Vecinos?.
  • ¿Pedimos a los ayuntamientos que dispongan en las calles contenedores para facilitar el reciclado de las diferentes basuras u objetos de desecho?.
  • ¿Denunciamos delitos o atentados contra el Medio Ambiente que se produzcan, de manera que ello permita corregir, reparar el daño y prevenir males mayores?.
  • ¿Conocemos las propuestas de colectivos y personas sensibilizadas en la conservación y cuidado del Medio Ambiente?, ¿las apoyamos?.
  • ...
Con nuestros hijos.
Si vivimos estas actitudes aunque no seamos perfectos en ellas... estamos ya en disposición de poder ser más efectivos en la educación que queramos ofrecer a nuestros hijos e hijas. No hemos de pedirles que se fijen en nosotros (lo van a hacer de todos modos: cada vez que les pidamos algo mirarán si lo estamos cumpliendo nosotros o no), así que sobrará el que tratemos de ponernos como "modelos".
Desde lo más cercano: ellos mismos y la casa.
Ideas para mejorar nuestro M.A. más cercano:
  • Dialogar con nuestros hijos sobre "qué maneras encontramos para crecer en el cuidado de nuestro M.A. más cercano: la casa, las personas, animales domésticos y plantas que la habitamos". A partir de ahí:
  • Proponerles -si acaso no sale de ellos- el que cada cual desarrolle la responsabilidad sobre alguno de los animales domésticos, plantas o espacios de la casa comunes de manera que estén bien atendidos.
  • Análisis de cómo cuidan su salud: cómo se alimentan, tiempo de descanso,... hábitos de vida sana y obtención de prácticas personales coherentes con esa realidad.
  • Adopción de medidas de ahorro de energía y agua, comunes para todos; se puede incluso hacer un mural y firmar todos juntos como signo de compromiso comunitario.
  • Reflexionar juntos sobre la frase: "No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia" y sacar de ella ejemplos concretos que sirvan para mejorar la higiene en el hogar y también en la calle.
  • Pensar en maneras de cumplir las tres "R": Reciclar, Reutilizar y Reducir en casa y anotar compromisos concretos a los que llegue cada uno y otros que sean comunitarios (que todos vayamos a cumplir).
  • ...
  • Hacer balance al final de la semana de todos los compromisos adquiridos y analizar sus resultados: logros, dificultades y propuestas de mejora de cara a la siguiente semana.
En relación con la escuela, la calle y otros espacios públicos y naturales.
  • Rentabilizar al máximo los cuadernos de trabajo: aprovechar bien su espacio (no dejar páginas en blanco injustificadamente), respetando márgenes,...
  • Responsabilizarse de alguna tarea dentro del aula y cumplir con ella.
  • Cuidar los libros y demás material escolar, de manera que -cuando ya no lo necesitemos- pueda servir para otros niños que no tengan medios para adquirir ese instrumental.
  • Respetar las zonas ajardinadas y cuidarlas en la medida en que nos sea posible.
  • Hacer costumbre de botar papeles y demás basurillas a las papeleras públicas y evitar botarlas al suelo como a veces se observa en no pocas personas... con la excusa de que "otros también ensucian de esa manera".
  • Aprovechar las excursiones, salidas a ámbitos naturales, acampadas, marchas de senderismo,... para enseñar a los hijos-alumnos las maravillas de la vida en plantas y animales, educando en la observación atenta sobre los pequeños detalles y apreciando la belleza del paisaje natural y los beneficios que la humanidad obtiene del buen estado de la naturaleza.
  • ...
  • Evaluar también éstas y otras medidas conjuntamente con los niños y niñas o jóvenes: logros, dificultades y propuestas de mejora de cara a la siguiente semana.
Principios de esta educación medioambiental.
  1. Empezar, continuar y concluir siempre con el DIÁLOGO padres-hijos, educadores-alumnos,... tanto para el análisis de la realidad como de la expresión de propuestas y adopción de compromisos concretos que podamos revisar y evaluar.
  2. Partir, por lo tanto, siempre de lo que "estemos todos dispuestos a llevar a la práctica, lo que salga de nosotros mismos"; lo impuesto no se interioriza, lo que sale de dentro sí. Nuestra tarea como padres-educadores es la de motivar a nuestros hijos-alumnos para sacar de sí mismos sus propios recursos, potencialidades,... fomentarlos e ir así creando o fortaleciendo el valor del buen cuidado del Medio Ambiente.
  3. Valorar o llamar la atención siempre y en todo caso cada pequeño logro o actitud positiva respecto al M.A. y hacerlo constar (es una manera de que los niños y niñas o jóvenes valoren cada vez más sus esfuerzos y sus actitudes positivas: eso es lo que necesitamos reforzar).
  4. Coordinarnos familia-comunidad de manera que podamos complementarnos, ampliar nuestro campo de visión y unificar criterios de actuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada