sábado, 15 de octubre de 2016

Ideas para "perder" el tiempo con los hijos

El Papa Francisco publicó el martes 27 de octubre de 2015 un tuit animando a los padres a "perder el tiempo" con sus hijos.
El mensaje, que reincide en un tema que Francisco ha mencionado a menudo, pregunta: Padres: ¿saben “perder el tiempo” con sus hijos?. Es una de las cosas más importantes que pueden hacer todos los días”.

Otras veces que el Papa lo mencionó.


En junio de 2014, con ocasión de la apertura del Congreso Pastoral de la Diócesis de Roma, Francisco lamentó que los niños actualmente viven “huérfanos sin el afecto del ‘hoy’ o un afecto ‘demasiado apurado’: papá está cansado, mamá está cansada, van a dormir... ¡Y ellos se quedan huérfanos!”.“¡Huérfanos de gratuidad!. La gratuidad del papá y de la mamá que saben pasar el tiempo para jugar con sus hijos”, señaló.
En enero de 2015, el Papa insistió en que “la ausencia de la figura paterna en la vida de los pequeños y de los jóvenes produce lagunas y heridas que pueden ser también muy graves”. “De hecho, las desviaciones de los niños y adolescentes pueden atribuirse en gran medida a esta falta, la falta de ejemplos y guías autorizadas en su vida cotidiana”, explicó en esa ocasión.

Este es un tema del que la Iglesia y la sociedad toman cada vez más conciencia: incluso en familias en las que el padre y la madre están unidos y en casa, en la práctica muchos niños pueden percibirlos como "ausentes".
Recientemente, el actor y productor Eduardo Verástegui, explicaba que su última película, Little Boy, busca hacer pensar a padres en el tiempo que pasan con sus hijos, en animarles a dedicar a sus hijos un "tiempo de calidad" (es decir, de atención, de interacción, de hacer cosas juntos que construyen confianza).
Por supuesto, la clave en todo esto está en dos palabras: "estar" y "tiempo". Si se está tiempo, la "calidad" acaba llegando.
Si los padres dedican tiempo a escuchar las mil historias cotidianas de sus hijos (sus juegos, sus cocinitas, sus cromos de futbolistas o monstruitos) también acudirán a ellos cuando tengan temas importantes (sobre amistades, afectividad, sustancias, propuestas que les hacen).
La mayoría de los padres sentirán que les "falta tiempo" para estar con sus hijos. Pero hay ideas prácticas bastante comunes que hemos recopilado a continuación y pueden ayudar a muchas familias.

20 ideas prácticas para pasar tiempo con los hijos.

1- Pregúntales a ellos qué cosas les gustaría hacer y plantéate como encajarlo en vuestros horarios familiares; a veces quieren hacer cosas muy sencillas, como enseñarte su colección de cromos o pintarse las uñas con mamá
2- El gran problema siempre es "me falta tiempo", así que es bueno estudiar formas de ganar tiempo: no dediques tanto tiempo a la limpieza, o la cocina, o a la compra (no se trata de desatender esto pero sí de organizar el tiempo para dedicar a ello sólo lo imprescindible),... ese tiempo precioso lo dedicarás a tus seres queridos
3- Léeles un cuento a los niños antes de dormir: incluso si es lo único que haces con ellos ese día, ya es un momento compartido y especial
4- La "hora de las cosquillas": no es una hora, bastan 10 minutos de juegos con cosquillas y abrazos para que muchos niños queden encantados.
5- Si tienes que estar en el ordenador o en la cocina, a veces basta con que los hijos estén cerca, en la misma sala, aunque estén haciendo otras cosas; basta con que noten que estás allí, a mano... Pero hay que completarlo con momentos en los que les dediques atención exclusiva y de escucha.
6- Hay que fomentar el comer o cenar todos juntos, y mejor sin televisor. La comida común es lo que más une a una familia y fomenta las conversaciones significativas.
7- Si has de salir a comprar algo, pasear al perro o realizar una gestión, llévate a uno de tus hijos... quizá se aburra o proteste algo al principio, pero enseguida pasaréis a hablar de cosas, él sentirá que tiene un momento propio, personal, con papá o mamá, y sin hermanos que molesten
8- En los últimos tiempos ha crecido la popularidad de los juegos de mesa europeos como Carcassonne o Colonos de Catán, a los que pueden jugar juntos padres e hijos divirtiéndose todos juntos; los clásicos como el parchís o el dominó siguen funcionando bien, y pueden implicar también a los abuelos.
9- También es posible jugar a videojuegos en familia, pero habrá que elegirlos bien, tanto el juego como las horas que se dedican. Muchos juegos breves en la Wii suelen ser idóneos. Los videojuegos no implican igual a chicos de todas las edades y algunos juegos en red requieren demasiado tiempo o son demasiado absorbentes.
10- Es bueno llevar a tus hijos un rato a tu lugar de trabajo; sentirán que les muestras algo especial, el lugar donde pasas tantas horas, que les introduces en el mundo de los mayores
11- Hay formas de quedar con tus amigos y salir con los niños, todo a la vez; excursiones al campo o a un parque pueden ser una buena opción; otra modalidad popular es tomar café con los amigos junto al parque en el que juegan los niños. Quizá tus amistades quieran charlar contigo en el campo de deportes donde ves entrenar o jugar a tus hijos.
12- Puedes sumar tu deber de pasar tiempo con tus padres y de pasar tiempo con tus hijos haciéndolo todo a la vez; vete con los niños a ver a los abuelos, a ambas generaciones les suele encantar.
13- Muchas familias consiguen convertir la limpieza conjunta de la casa en una aventura familiar, un juego que papás e hijos hacen juntos cierto día de la semana; también sucede con lavar el vehículo; lo mismo puedes lograr con la cocina, al menos en algunas ocasiones especiales (pastitas, pastelitos, ensaladas...)
14- Los padres que practican deporte hacen bien en incorporar cuanto antes a sus hijos para hacerlo en familia: nadar, ir en bicicleta, hacer rutas de senderismo, etc...
15- Las bibliotecas están infrautilizadas: la mayoría tienen muchos libros para niños y espacios infantiles y consiguen ser bastante silenciosas, lo que relajará a más de un padre; no sólo hay libros sesudos en ellas, también revistas y periódicos, así que incluso padres poco lectores pueden pasar allí un buen rato con una revista mientras sus hijos se aficionan a leer, un regalo que enriquece a cualquier niño
16- Ver juntos la TV o una película en el sofá, en familia, es bueno, y una ocasión para comentar juntos lo que se ve. Por el contrario, hay que reducir al máximo las horas que los niños pasan solos ante la televisión; muchas familias ya no tienen televisor, sino sólo ordenador conectado a pantalla grande, con la ventaja de que sólo se enciende con la contraseña que sólo saben los papás y sólo se ve lo que se decide buscar -y con filtros de seguridad, por supuesto- y no lo que emiten las cadenas...
17- Otra opción popular es ir al cine, al teatro, a ver un espectáculo deportivo o al circo en familia; tiene el inconveniente de que cuesta dinero (cuantos más hijos, más caro), pero se puede ahorrar bastante en el día del espectador o con cupones de descuento familiar.
18- Muchos padres pasan bastante tiempo con sus hijos en el vehículo o el transporte público, sea en viajes de placer (excursiones familiares) o por necesidad (al ir o volver del colegio); ese tiempo puede ser de calidad, con juegos o conversaciones que unen a la familia.
19- Muchos movimientos cristianos, asociaciones familiares y parroquias organizan jornadas conjuntas para toda la familia y retiros de varios días con actividades familiares; no suelen ser caros y casi siempre son "a mesa puesta" así que los papás no han de cocinar ni limpiar y los niños conocen a otros niños y hablan con sus padres de lo que van viendo y viviendo en un entorno distendido. Por supuesto, lograr una oración estable en familia, sea diaria o incluso semanal, unirá a padres e hijos en la fe y en una actividad regular compartida.
20- Por lo general, lo más barato y eficaz será pasear juntos en la naturaleza, algo para lo que el hombre fue diseñado desde su origen; la naturaleza, incluso un sencillo parque en la ciudad, mejora a la persona, y pasear juntos ayudará a padres e hijos a sentirse unidos; no hace falta ir toda la familia en tropel; un solo progenitor con un solo hijo pueden optimizar este tiempo; si hace falta un incentivo, un helado o un paquete de pipas puede bastar.

En general, si estás leyendo este artículo y estás pensando como lograr más y mejores momentos con tus hijos significa que ya estás en la línea de acción correcta. Puedes aprender también de otras familias amigas, recordando siempre que "tiempo de calidad" significa cosas distintas en familias distintas: algunas adorarán cocinar en familia o ir al fútbol, mientras que para otras sería una tortura. Como dice la Biblia: "examinadlo todo y quedaos con lo bueno(1ª Tes. 5,21).
(Fuente: http://www.religionenlibertad.com/francisco-pide-a-los-padres-perder-tiempo-con-sus-hijos-damos-45700.htm).

PARA AMPLIAR, CONTRASTAR O PROFUNDIZAR:
PARA LA REFLEXIÓN EN FAMILIA:
  • ¿Qué es para cada uno de nosotros "pasar tiempo de calidad" con los hijos?. ¿Qué opinan nuestros hijos al respecto?.
  • ¿Qué pensamos de estas 20 estrategias que el artículo nos propone para ampliar y darle calidad al tiempo que pasamos con nuestros hijos?. ¿Qué otras añadiríamos?.
  • ¿Qué destacaríamos de las ideas halladas en los enlaces-web que proponemos para ampliar, contrastar o profundizar?.
  • ¿En qué necesitamos mejorar al respecto y cómo podríamos lograrlo?.
  • Partiendo de nuestra experiencia, ¿qué sugerencias daríamos a otros padres y madres para ayudar a que también ellos/as amplíen su tiempo de calidad con sus hijos?.