jueves, 4 de agosto de 2016

Relación entre alimentación y salud





La energía que requerimos para nuestras actividades día a día es básica y necesaria para nuestro desempeño físico y mental, es por eso que es prioritario vigilar la alimentación hasta acostumbrarnos y así llevar una vida sana, con la salud física y mental que merecemos.

El valor de una alimentación sana.

La alimentación sana y las recetas naturales tienen grandes ventajas, limpia alguna intoxicación, sana nuestro cuerpo de enfermedades y alimenta, nos lleva de nutrientes que requerimos para mantener nuestro organismo en un estado perfecto.
Tener una dieta saludable equivale a una buena digestión, circulación, respiración, y aún más si la acompañamos con ejercicios que haremos de acuerdo a nuestra edad y condición física.

Recetas naturales y los alimentos para la salud.

Son todos los alimentos naturales; tienen enormes beneficios para la salud, aportan vitaminas, nutrientes, además limpian nuestro sistema; por mencionar algunos, tenemos, el noni, el ajo, la planta de flor de Jamaica, jengibre,...

Alimentación para la energía.

Si, después de descansar nos sentimos sin ánimos, agotados, cansados, entonces, es tiempo de vigilar qué es lo que estamos dando a nuestro organismo.
Lo que podemos hacer en estos casos es comer muchas frutas, puede ser al natural, sin azúcar, para que sea más saludable.

Valor de las frutas y nuestra salud.

Entre las frutas que podemos ingerir tenemos las fresas, piña o ananás, cambur o banano, manzanas, lechosa o papaya, melón, patilla o sandía. Muchas frutas o mejor dicho, casi todas, tal vez todas forman parte de recetas naturales.
Mejor si las frutas las tomamos de las comidas principales, por ejemplo, en las meriendas o media hora antes de comer.
Las frutas, para mayor beneficio es mejor tomarlas sin el azúcar refinado. El cuerpo mejora con el azúcar natural que traen los alimentos, en especial la de las frutas.

Alimentación y nuestra salud.

Los médicos naturistas, de homeopatía, de medicina regenerativa nos dicen que todas las enfermedades son por una mala alimentación. Nosotros vamos a hablar con las que podemos decir por experiencia propia, por ejemplo, la tensión arterial, el estreñimiento, las nauseas, mareos, diarrea, obesidad, falta de atención o de memoria son algunas enfermedades asociadas a una mala alimentación.
En numerosos casos, la enfermedad cesa con sólo cambiar los hábitos alimenticios por una comida sana, natural, balanceada.

Profesionales de la salud.

Hablando de los médicos y profesionales de la salud, cada uno tiene sus recomendaciones de acuerdo a su especialidad y educación que recibieron, unos nos mandan a comer muchas proteínas, otros, a comer alimentos crudos, otros, a cocinar todo, algunos a comer semillas y también existen los que nos mandan pastillas, inyecciones, laxantes, operaciones, cada uno tiene su público y no hay que juzgar, hay para todas las preferencias.

El valor de una alimentación sana. Recetas naturales, la alimentación y la salud.

Recordemos que cuando enfermamos es porque, en la mayoría de las veces, hemos estado tomando alimentos no naturales tales como azúcar, harinas refinadas y otras; un cambio sería un gran aporte a nuestra persona y a la salud física, mental y emocional. Vamos a alejarnos de esos productos no naturales y a consumir más frutas, verduras, hojas verdes y todo lo que sea natural.

PARA AMPLIAR:
PARA LA REFLEXIÓN EN FAMILIA:
  • ·         ¿Qué conclusiones obtenemos del vídeo que abría este artículo?. ¿Y del contenido del artículo que le sigue?.
    ·         ¿Qué conclusiones prácticas hemos obtenido de los enlaces-web ofrecidos para ampliar?.
    ·         ¿Cuáles son las causas por las cuales cedemos a veces a los caprichos de nuestros hijos cuando se niegan a comer fruta o determinados alimentos que son bien saludables y sin embargo se obstinan por las golosinas y bollería a cualquier hora?.
    ·         ¿Qué consecuencias producirá a la larga esta permisividad o falta de criterios de salud?.
    ·         Si acaso es ése nuestro caso ¿cómo podríamos cambiar este proceder caprichoso por otro más responsable y coherente con una buena salud a partir de la alimentación?.