domingo, 2 de agosto de 2015

5 sabios consejos de una madre a su hija sobre sexualidad

Por la actriz Emma Thompson.

A todos los padres les preocupa la educación sexual de sus hijos, pero pocos se ocupan de hacer algo al respecto. Ven peligros por todas partes, y a sus hijos e hijas en medio del torbellino, se echan las manos a la cabeza, y a veces se tapan los ojos para no ver lo que hay; no obstante, siguen sin hacer nada, ni siquiera se atreven a hablar sobre sexualidad y dejan que sean los amigos, el ambiente, la tele e Internet quienes eduquen a sus hijos en algo tan íntimo y personal.
Los padres deberíamos tomar ejemplo de la actriz británica Emma Thompson, protagonista y guionista de la película "Sentido y sensibilidad", madre de una adolescente de 13 años a la que ha dedicado un “manual de sexo” con el fin de contrarrestar las presiones a las que están sometidos los adolescente de nuestro tiempo.
Su idea ha servido de ejemplo a muchas madres, como a la escritora Annabel Cole, quien también tiene una hija adolescente, e inspirada por la idea de Emma Thompson, escribe un manual dirigido a su hija Elsa para decirle lo que toda madre debería explicar a su hija sobre sexo.
He aquí algunas de sus recomendaciones:

1.- Mantén en privado las cosas privadas.

Está muy bien tener muchos contactos en las redes sociales, pero nunca compartas sentimientos íntimos ni tus propias experiencias. Guárdate para ti lo que es sólo tuyo. Un error en este sentido puede perseguirte toda la vida.

2.- El porno no es la vida real.

Para quien no sabe qué es la sexualidad puede pensar que la pornografía se le parece en algo, pero no es así. Son actores que representan lo más alejado a la plena vida sexual. Los momentos más íntimos están muy lejos de tales escenarios artificiales.

3.- La imagen no lo es todo.

No dejes que la moda te esclavice, que tengas que pasarte media vida mirándote al espejo, depilándote, peinándote, maquillándote, haciendo dieta… como si tuvieras la obligación, impuesta por la publicidad y las revistas, de “estar mona”. Nada de eso te ayudará a menos que te sientas segura en tu interior.

4.- Una cita no es un cuento de hadas.

El cine nos ha llenado de romanticismo, pero la realidad puede ser muy distinta. Mejor abandona las fantasías y prepárate para los silencios incómodos, la torpeza y el nerviosismo. Eso es lo normal. No busques una cita para quedar bien delante de otras chicas el lunes por la mañana cuando llegues al instituto. Eso se llama presión de grupo.

5.- No todos lo hacen.

Siguiendo con la presión, he aquí la más fuerte: piensas que todos lo hacen, pero la experiencia nos dice que no es así. Es como si el ambiente quisiera inyectarles prisa a los adolescentes con esa cantinela de “tonto el último”, cuando la sexualidad es tan importante que vale la pena esperar. Annabel Cole recomienda a su hija: “Está bien esperar y está bien decir ‘no’”.

La actriz y guionista Emma Thompson dice que sólo podemos ayudar a nuestras hijas escuchándolas, transmitiéndoles confianza y mostrándoles una actitud franca. Si de algo está necesitada en estos tiempos la educación sexual de nuestras hijas (y de nuestros hijos) es de sentido y sensibilidad. Algo que en el ambiente, en la tele, en las redes sociales, en Internet, brilla por su ausencia. Pongamos los padres lo que falta: un sentido a la sexualidad y hagámoslo con sensibilidad.
Ver artículo original de Annabel Cole: WhatEVERY mother should tell her daughter about sex

PARA AMPLIAR, CONTRASTAR O PROFUNDIZAR:
PARA LA REFLEXIÓN EN FAMILIA:
Proponemos la siguiente dinámica:
EN PAREJA:
  • Preguntémonos, si acaso en nuestro caso este tema no sale, no lo hablamos con nuestros hijos, ¿por qué no?. Y si acaso sí lo hablamos pero vemos que nuestro discurso va por un lado y el de nuestros hijos por otro ¿a qué se puede deber ese divorcio?.
  • Si nos ponemos en la piel, en los pensamientos, impulsos y sentimientos de nuestros hijos ¿cómo nos gustaría que nos hablasen nuestros padres al respecto?.
  • Y sin renunciar a ser quienes somos y a nuestro papel de educadores ¿qué hay de irrenunciable en nuestra comunicación con los hijos a este respecto?.
  • ¿Cómo hacer para plantear este tema en futuras ocasiones de manera que haya pleno entendimiento, conexión entre padres-hijos?.
  • ¿En qué nos ayuda el artículo publicado y los propuestos para ampliar, contrastar y profundizar para poder dar a nuestros hijos ideas claras sobre la sexualidad?.
CON LOS HIJOS: (Abrir un diálogo abierto con ellos mediante las siguientes cuestiones u otras que creamos oportunas):
  • ¿Qué les parece a nuestros hijos este artículo?, ¿qué conclusiones sacan de ello, qué dudas, preguntas, etc... querrían plantear al respecto?.
  • ¿Les ha pasado el que les hayan dicho que "todos lo hacen" y que es normal tener relaciones sexo-genitales ya en edad adolescente?. Si les ha pasado ¿qué intencionalidad creen que hay detrás de esa afirmación?.
  • ¿Qué es o sería para nuestros hijos "tener una relación sexual plenamente satisfactoria que no hiciera daño a nadie y fuera, por lo tanto, respetuosa con cada una de las partes"?.
  • ¿Cómo hacer para respetarse uno a sí mismo, respetar al otro y hacernos respetar por los demás sin que ello suponga una guerra en el grupo de amigos o con el noviete o novieta con quien quizás ya se está iniciando una relación afectivo-sexual?.